Mentiras, medias verdades y certezas de otra bronca sesión parlamentaria

El pleno para prorrogar por segunda vez el estado de alarma ha estado repleto de duras acusaciones y reproches de la oposicón al Gobierno.

“El Gobierno miente con la cifra de muertos”

Tanto el PP como Vox han acusado al Gobierno de mentir sobre el número de muertos por coronavirus. Pablo Casado reclama una auditoría y Santiago Abascal ha calificado de “bulo” el dato actual. Ambos partidos han acusado, además, al Ejecutivo y a medios de comunicación de rebajar la tragedia y mostrar pocas imágenes de morgues y ataúdes. Cada día, el Ministerio de Sanidad facilita un número de fallecidos, infectados y recuperados. El Gobierno ha asumido el método que recomienda la OMS, esto es, contabilizar como víctimas por coronavirus los casos que han sido confirmados como tales ―el Ejecutivo asegura que cada día se hacen entre 15.000 y 20.000 PCR―. Ese método, como ha explicado EL PAÍS en varias informaciones, deja fuera del registro a fallecidos con el virus sin que fuera detectado oficialmente porque solo se ha realizado test a los enfermos graves ya ingresados en hospitales, y no a todos. Además, ha colapsado la plataforma informática en la que se vuelcan las inscripciones de defunciones y licencias de enterramiento al estar sus empleados en servicios mínimos. España es oficialmente el tercer país del mundo con más muertos por coronavirus, pero cada Estado cuenta los fallecidos de forma distinta.

“Una epidemia anunciada”

Casado aseguró que España fue advertida tres meses antes por la OMS y el Centro Europeo para el Control y Prevención de enfermedades. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha admitido que “con el conocimiento de hoy”, habría tomado medidas “diferentes” y ha justificado que la expansión del virus atropelló a la mayoría de países: “Ningún Gobierno puede presumir de no haber cometido errores. Todo Occidente llegó tarde. Pero España actuó antes”. El 8 de marzo, el Gobierno alentó a participar en la multitudinaria manifestación por el día de la mujer, en la que estuvieron presentes varias ministras, como Carmen Calvo e Irene Montero que posteriormente dieron positivo por la enfermedad. Ese fin de semana hubo, además, otros eventos multitudinarios como un mitin de Vox al que asistieron unas 9.000 personas. El Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades, no obstante, ya había desaconsejado, en un informe fechado el 3 de marzo, ese tipo de eventos y llamaba a las autoridades a “valorar si es conveniente cancelar estos actos”. El Ministerio de Sanidad y la Comunidad de Madrid descartaron hacerlo. Otros países tampoco tomaron medidas entonces. Por ejemplo, el 15 de marzo, Francia celebró unas elecciones municipales al tiempo que pedía a la gente confinarse en sus casas.

El 13 de marzo, Sánchez anunció el estado de alarma. El pasado 5 de abril, el enviado de la OMS a España y director de la organización en Europa, Hans Kluge, felicitó las “medidas audaces, enfoques innovadores y decisiones valientes” del Gobierno español.

El acopio de material

Casado ha denunciado que el Gobierno desatendió los llamamientos de la OMS para abastecerse de material de protección. Cuando lo peor de la crisis aún no había llegado, España, por ejemplo, ya no tenía mascarillas. Los médicos han denunciado esa desprotección y hay más de de 20.000 infectados. Sánchez ha asegurado este jueves que las comunidades “han podido comprar material en todo momento”; que Galicia, por ejemplo, lo hizo, “mientras que Madrid tardó semanas” y que desde hace dos semanas aterriza un avión diario de media en España con material que reparte a las comunidades. Ha asegurado que entre el 14 y el 21 de marzo se repartieron 3,7 millones de mascarillas y que el total asciende hoy a 25 millones; además de otros 18 millones de guantes y 155.000 gafas de protección. “¿Insuficiente? Sin duda”, ha añadido Sánchez, quien ha recordado cómo empresas locales han comenzado a fabricar respiradores y material de protección para hacer frente “al déficit”. El presidente también se ha referido al “complicado mercado internacional”. Varios países, como Alemania, Reino Unido y España han denunciado que se les han requisado cargamentos de material, y otros han tenido problemas con las adquisiciones, como España y Reino Unido con los test.

Santiago Abascal, Macarena Olona e Iván Espinosa de los Monteros en el Congreso en febrero. En vídeo, Olona llama “sepulturero” a Sánchez. (Vídeo: Atlas)

La crítica internacional

“Casi no queda medio internacional influyente que no haya criticado su gestión”, ha asegurado Casado. “Medios de izquierdas como Bloomberg o el New York Times califican su gestión como un auténtico desastre”, declaró Abascal.

The New York Times dedicó un amplio reportaje a la expansión de la epidemia en España, que atribuyó a la “tendencia generalizada” de los gobiernos a ignorar la experiencia de otros países. El diario también subrayó que la oposición no había cerrado filas con el Gobierno, como sí había ocurrido en el vecino Portugal, y denunció falta de solidaridad entre regiones. El PP ha acusado a Sánchez de “tomar decisiones letales para la vida de los españoles”. Vox ha reclamado la dimisión del Gobierno en plena crisis. “Paguen las nóminas y váyanse”, declaró Abascal. La OMS ha insistido en varias intervenciones de la necesidad de dejar la bronca política a un lado.

Financial Times realizó el pasado 2 de abril una información específica llamando la atención sobre el aumento de la división política en España en plena pandemia. El diario liberal también apostó en un editorial por “políticas económicas consideradas excéntricas hasta ahora, como la renta básica y los impuestos a las rentas más altas”. El PP rechaza esas medidas que considera “el programa económico de Podemos” y plantea bajadas de impuestos generalizadas.

¿Democracia confinada?

El pasado 12 de marzo, cuando había ya seis casos de diputados infectados, el Congreso acordó paralizar su actividad. A partir de ese momento solo se celebraron los plenos sobre el estado de alarma – el anterior duró 11 horas, hasta las 2 de la madrugada- y, semanalmente, la comisión de Sanidad. El pasado martes, el PP decidió romper ese acuerdo y anunció que hasta 45 diputados de su grupo asistirían al pleno. Lo hizo después de que Vox comunicara que sus diputados irían a trabajar a sus despachos de la Cámara. Finalmente, ante la presión de ambos partidos, la Mesa del Congreso acordó volver a celebrar sesiones de control al Gobierno. Sánchez ha recordado que en comunidades presididas por el PP, como Andalucía, Madrid o Murcia, la actividad parlamentaria sigue suspendida.

El ¿misterioso? comité de expertos

Casado ha criticado al comité de expertos del Gobierno. “No conocemos nada de él”, ha asegurado. Sin embargo, al frente del mismo está Fernando Simón, que dirige el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias desde hace ocho años, es decir, desde que gobernaba el PP – le tocó explicar la crisis del ébola en 2014-. También son conocidos los nombres de otros miembros del comité, como Antoni Trilla, jefe del Servicio de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Clínic de Barcelona; Hermelinda Vanaclocha Luna, subdirectora general de Epidemiología, Vigilancia de la Salud y Sanidad Ambiental de la Generalitat Valenciana; Miguel Hernán, profesor de Bioestadística y Epidemiología de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard; Inmaculada Casas Flecha, viróloga del Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III y directora del Centro Nacional de Gripe de la OMS de Madrid; María Teresa Moreno Casbas, directora de la Unidad de Investigación en Cuidados y Servicios de Salud del Instituto de Salud Carlos III y Agustín Portela Moreira, responsable del Laboratorio Oficial de Control de Medicamentos de Productos Biológicos de la Agencia Española de Medicamentos.

“Ofrecimientos al Gobierno”

“El 9 de marzo ofrecí al presidente un plan de choque”, aseguró este jueves Pablo Casado. Aquel día, el líder del PP compareció de forma extraordinaria en rueda de prensa tras el comité de dirección del partido para presentar un plan de choque contra los efectos de la epidemia. Preguntado expresamente por si había trasladado esas propuestas al presidente aseguró que no. A partir de ese momento, el PP ha planteado numerosas medidas sin aportar una memoria económica sobre de dónde sacaría ese dinero en un momento en el que se ha disparado el gasto público, por ejemplo, para la contratación de médicos. El principal partido de la oposición descarta también llegar a unos nuevos pactos de La Moncloa para hacer frente a la epidemia con el argumento de que es un intento de “cambio de régimen”.

Pablo Iglesias, el coronavirus y el CNI

Casado ha vuelto a denunciar este jueves que el Gobierno “aprovechó el decreto del estado de alarma para meter a su socio en la Comisión del CNI”. En efecto, el decreto ley de medidas urgentes para hacer frente al impacto social y económico del coronavirus incluyó una disposición final que modifica la ley reguladora del Centro Nacional de Inteligencia y que blinda la presencia de Iglesias en la comisión que controla los servicios secretos.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Pincha aquí para suscribirte a la newsletter diaria sobre la pandemiaInformación sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Pincha aquí para suscribirte a la newsletter diaria sobre la pandemia

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Leave a Reply