Sánchez advierte de que la UE “está en peligro” si no hay “solidaridad sin fisuras”

Aviso a navegantes en dirección a Bruselas. El jefe de Gobierno, Pedro Sánchez, volvió a aprovechar su discurso ante el Congreso para lanzar varios mensajes a la UE a fin de que se implique más en la salida a la crisis del coronavirus. En plena negociación en el Eurogrupo, el presidente solicitó a los demás partidos que usen su influencia en Europa para exigir más “contundencia”. Sánchez exhortó a la UE a responder y a no fallar a los españoles y a los europeos: “La Unión está en peligro si no muestra una solidaridad sin fisuras”.

“Ahora o nunca”, proclamó Sánchez en su discurso inicial en el Congreso para alertar a la Unión Europea de que hacen falta más medidas contra la Covid-19. “Necesitamos mucho más, exigimos más”, agregó. El presidente insistió en que es preciso un Plan Marshall: grandes inversiones para movilizar más recursos. Y defendió, frente a lo que ocurrió en 2008 para salir de la Gran Recesión, que ahora “la austeridad y los recortes no son el camino”. España pide que Bruselas active un reaseguro de desempleo, rescates a través del mecanismo de ayuda (Mede) con condiciones leves y avales del Banco Europeo de Inversiones (BEI). Pero sobre todo propuso un fondo que se pueda financiar en los mercados para evitar que la deuda pública de los países se dispare. Reiteró que quiere poner sobre la mesa, junto a Italia, el debate sobre los eurobonos, una especie de anatema en la Europa del Norte, para cuando llegue la agitación en los mercados.

El líder socialista celebró el programa de compras que ha puesto en marcha el Banco Central Europeo (BCE). Y el anuncio del plan europeo de reaseguramiento al desempleo (SURE), que tiene que ratificar el Eurogrupo. Pero Sánchez dejó claro que eso no es suficiente y abogó por que los futuros mecanismos financieros para la reconstrucción económica no se rijan “por la desigualdad y el castigo ante las supuestas economías menores” en alusión al uso del Mede para justificar recortes, como ocurrió durante la pasada crisis.

El presidente no quiso criticar directamente a los países del norte que están en contra de mutualizar la deuda para financiar los ingentes gastos relacionados con el coronavirus. Pero sí demandó sin tapujos a todos los partidos que usen su influencia en Bruselas para presionar en favor de las posiciones españolas: “Háganse oír”, dijo.

El líder del PP, Pablo Casado, pasó por alto esa apelación: no dijo una palabra sobre Europa. Sánchez interpeló directamente al portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal, para que intente convencer al Gobierno liberal holandés. “No sabe de qué manera contribuirá a la reconstrucción y al relanzamiento económico y social del continente”, dijo el presidente. “Ya estamos pidiendo que se mutualice deuda futura, pero venga con nosotros, no con los extremistas, podemos pelear esto juntos en Europa”, respondió Bal con dedicatoria incluida para el socio de coalición del PSOE. Más País, el PNV y otros partidos dieron su apoyo a la posición española.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Pinche aquí para suscribirse a la ‘newsletter’ diaria sobre la pandemia

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Leave a Reply