Los Dolomitas de Buzzati

De todos los deportes que se pueden practicar individualmente, uno de los que peor apaño tiene en esta etapa de confinamiento es el alpinismo. Se puede, sí, reorganizar el salón y convertirlo en un rocódromo doméstico y horizontal, sacar los mapas para estudiar rutas o trabajar los músculos con pesas o con un cartón de leche. El principal inconveniente es que el montañismo tiene algo de alimento para el alma. Y desde casa es difícil encontrar ingrediente para la dieta.

Quedan algunas opciones para gourmets. Por ejemplo, la de adentrarse en Los indómitos de la montaña (Gallo Nero), una recopilación de artículos, relatos y anotaciones en el diario del periodista y escritor italiano Dino Buzzati. Nacido y criado a orillas de los Dolomitas, Buzzati desarrolló un amor obsesivo por la montaña. Realizó su primera ascensión con 15 años. Antes de eso, escalaba con la imaginación. Conocía de memoria lugares en los nunca había estado. A partir de las guías que leía, construía vías de ataque y recorría crestas. “Había momentos en los que la ilusión era tal, sentía tal miedo de aquellos abismos espantosos, que hasta me faltaba el aliento”.

Los textos de Buzzati son un canto de amor a la montaña. Una forma única y apasionada de contar los Dolomitas y sus gentes o de acercarse al Himalaya. También de descubrir historias como la del guía italiano Tita Piaz, uno de los pioneros del alpinismo moderno -“generoso, heterodoxo, excéntrico, excesivo-, del que se decía que tenía un pacto con el diablo que le permitía volar en las Torres del Vajolet. Su perro se llamaba Satanás. A Piaz todos le auguraban una muerte romántica, entre montañas, atacando alguna pared imposible. Falleció en un accidente de bicicleta. No le había dado tiempo a concretar con el demonio todos los términos de su acuerdo.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Leave a Reply