El Tottenham da marcha atrás y no aplicará un ERTE a 550 empleados

Panorámica del estadio del Tottenham, reinaugurado el curso pasado.Panorámica del estadio del Tottenham, reinaugurado el curso pasado.Zac Goodwin/PA Wire/dpa / Europa Press

El Tottenham inglés anunció este lunes que ha dado marcha atrás a su idea de aplicar un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) a sus 550 empleados, debido a las críticas recibidas tras haber tomado esta medida a finales de marzo. “En nuestra última noticia, dijimos que mantendríamos nuestra posición bajo revisión, especialmente en el contexto de los presupuestos revisados y la reducción de costes. Una vez hecho esto, hemos decidido que todo el personal que no juegue, ya sea a tiempo completo, casual o sin permiso, reciba el cien por cien de su salario durante abril y mayo. Solo la Junta se aplicará reducciones salariales”, señaló el Tottenham en un comunicado en su página web.

De este modo, el conjunto londinense, que iba a aplicar una reducción del 20% del salario a estos trabajadores, ha dado marcha atrás en esta primera idea para combatir la crisis generada por el parón provocado por el coronavirus, como ya hiciese el Liverpool, que finalmente tampoco aplicó el ERTE que había anunciado.

El actual subcampeón de Europa recordó que todavía no hay “claridad sobre cuándo y en qué condiciones podría reanudarse el fútbol” y que por ello mantendrá su posición “en una revisión continua”. “Queremos agradecer a nuestro personal su increíble apoyo y comprensión”, remarcó.

“Somos muy conscientes de que muchos aficionados estaban en contra de la decisión que tomamos con respecto al personal que no podía realizar sus trabajos desde casa, debido a la naturaleza de su trabajo, y nuestra intención de aplicar, si correspondía, este plan diseñado para garantizar que los trabajos y los derechos laborales estén protegidos”, añadió.

“Las críticas que recibimos durante la última semana se han hecho aún más agudas debido a nuestro historial de buenas obras y nuestro gran sentido de responsabilidad para cuidar a aquellos que confían en nosotros, particularmente a nivel local”, expresó por su parte el presidente de los Spurs, Daniel Levy.

Este recalcó que el club sólo tuvo la “intención de establecer medidas para proteger los trabajos, mientras buscaba continuar operando de manera autosuficiente en tiempos de incertidumbre”. “Lamentamos cualquier preocupación causada durante un momento de ansiedad y esperamos que el trabajo que nuestros seguidores nos verán hacer en las próximas semanas, a medida que nuestro estadio asuma un propósito completamente nuevo, les haga sentirse orgullosos de su club”, sentenció.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Leave a Reply