Una vuelta al trabajo muy escalonada en el primer día laborable en toda España

La reanudación de algunas actividades no esenciales, tras las dos semanas de máxima hibernación de la economía decretada por el Gobierno, se está produciendo de manera muy escalonada. Teóricamente, España debería regresar a la situación previa al 29 de marzo, el día en que se aprobó un permiso retribuido de nueve días (dos semanas en la práctica, al sumarle los festivos) para todos los trabajadores que no desarrollasen actividades esenciales y no pudiesen teletrabajar. Pero la realidad es un poco diferente a la que se vivía durante los primeros días tras el estado de alarma.

Fuentes del sindicato UGT ya señalaban este lunes que no esperaba “una marabunta” de incorporaciones en la Industria, pese a que este martes se reanuda la actividad en tres de las comunidades que más peso tienen en el PIB industrial (Cataluña, Comunidad Valenciana y País Vasco; una vez Madrid ya volvió al trabajo el lunes). “Muchas empresas han presentado ERTE [expedientes de regulación temporal de empleo] y por desgracia hay muchas que no tienen prisa en reactivarse por la paralización de servicios y demanda”, explicaba Pedro Hojas, secretario general de UGT-FICO, la Federación de Industria, Construcción y Agro de esa organización sindical. Alrededor de 3,5 millones de trabajadores están afectados por despidos temporales, según los últimos datos disponibles.

Un ejemplo paradigmático de esa situación es la industria del automóvil y sus componentes, cuyas principales factorías siguen cerradas. Sí ha reabierto este martes la fábrica de Michelin en Vitoria, pero lo ha hecho a menos de una cuarta parte de su capacidad (800 de 3.300 trabajadores) mientras que la mayor factoría del País Vasco, Mercedes con más de 5.000 empleados, ya anunció que no prevé subir la persiana hasta finales de este mes.

Industria al 25% en el País Vasco

Precisamente una de las pocas valoraciones de la marcha durante la mañana ha llegado desde el Gobierno Vasco, cuya consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, ha señalado en declaraciones recogidas por la agencia Efe que la vuelta al trabajo en esa comunidad no registra incidencias destacables. La industria, eso sí, solo marcha a un 25% de su capacidad total, ha estimado Tapia. Ese porcentaje, teniendo en cuenta que la parte del sector que no paró porque se consideraba actividad esencial o porque técnicamente era imposible detener la producción, sugiere que la reanudación de la actividad es muy paulatina.

También hay ya algunos datos sobre movilidad, otro de los indicadores de actividad. Según el Gobierno, en los Cercanías de Madrid la afluencia ha sido de unos 15.000 usuarios (2.000 más que ayer, cuando también era laborable), lo que supone un 13% respecto a un martes previo a la epidemia. Son cifras de utilización superiores a las de la semana pasada, cuando se rondaban los 8.000 o 9.000 usuarios, pero más bajos que los de los primeros días de confinamiento, que en ocasiones superaron los 20.000 viajeros. En Rodalies de Barcelona, los trenes han circulado a un 9% de su capacidad respecto a un día normal y en los accesos a la ciudad registraban a las nueve de la mañana un repunte de tráfico de más del 50% respecto al martes pasado, ha informado el Servei Català del Trànsit. No obstante, se trata de un porcentaje sobre cifras muy pequeñas y solo cuatro de cada diez coches que circulaban por la capital catalana antes del confinamiento lo siguen haciendo. En los medios de transporte públicos, se han repartido mascarillas como ya se hizo ayer.

Precisamente las medidas de seguridad son el otro gran caballo de batalla de las empresas que deben reanudar su actividad. Además de normas de distanciamiento, muchas deben repartir también equipos de protección individual (EPI) tales como mascarillas, pantallas protectoras, etc. La patronal de pequeñas y medianas empresas (Cepyme), que son las que en principio más dificultades podrían tener para acceder a este tipo de materiales, destaca que la situación es variable. Hay pymes que han llegado con los deberes hechos y ya tienen proveedores. “Estas sí han podido arrancar”, ha valorado el presidente de esa organización, Gerardo Cuerva, en un comunicado. Pero también ha destacado que muchas otras encuentran dificultades y la promesa del Gobierno de que habría suministro garantizado no se está cumpliendo. “Esa última milla no se está recorriendo”, ha valorado Cuerva, quien también se ha quedado de “improvisación” por la orden de última hora que impidió las reformas de edificios habitados cuando no se pueda evitar el contacto entre trabajadores y vecinos, una medida que afecta a muchas pequeñas empresas de construcción.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Pincha aquí para suscribirte a la newsletter diaria sobre la pandemia

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Leave a Reply