Casi la mitad de los autónomos con trabajadores ha realizado un ERTE

Una persona con mascarilla pasa delante de un restaurantes cerrado en Valencia.Una persona con mascarilla pasa delante de un restaurantes cerrado en Valencia.Ana Escobar / EFE

La crisis desatada por la pandemia de coronavirus ya azota con fuerza la economía. Y los 3,2 millones de autónomos que hay en España, un colectivo que en más de una ocasión ha lamentado sentirse invisible a los ojos del Gobierno, no se salva de ello. Según una encuesta de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) presentada este jueves, el 46% de los profesionales por cuenta propia con trabajadores a cargo ha suspendido o reducido la jornada de su plantilla a través de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y una cifra menor, un 16,5%, ha realizado despidos; algo más de un tercio ha solicitado la prestación extraordinaria por cese de actividad y un porcentaje parecido ha pedido o tiene intención de pedir uno de los préstamos con garantía estatal concedidos por el Instituto de Crédito Oficial (ICO). Es más: un 32% asegura que se está planteando tener que cerrar su negocio.

“Los datos que tenemos a día de hoy no son para estar contentos”, ha valorado este jueves el presidente de ATA, Lorenzo Amor, en una rueda de prensa virtual. Amor, cuyas declaraciones sobre la gestión en materia económica del Gobierno han sido en ocasiones objeto de fuego cruzado entre ATA y la Administración, ha vuelto a reclamar que se supriman las cuotas de la Seguridad Social de abril y mayo. “La mayoría de los encuestados, el 80%, no está contento con las medidas Gobierno y se decanta por otras medidas como la suspensión de las cuotas”, ha remarcado.

“El Gobierno tiene que escuchar a los autónomos”, ha insistido Amor. El presidente de ATA ha explicado que, de momento, es difícil estimar el número de empleos autónomos que se perderán por la crisis, pero ha avanzado que en julio se notará otro golpe a la actividad, por el bajón del turismo.

El Ejecutivo, de momento, ha lanzado una larga lista de ayudas: ha aprobado una moratoria de seis meses en las cuotas a pagar a la Seguridad Social y en la hipoteca de las oficinas y locales comerciales para pymes y autónomos, ha retrasado de un mes la presentación y el cobro de impuestos que tenían que declararse en abril si la facturación de la actividad es inferior a los 600.000 euros, ha facilitado que los mismos colectivos con ingresos de hasta seis millones de euros puedan aplazar impuestos hasta 30.000 euros durante seis meses, ha previsto créditos con garantía pública a través del ICO, ha flexibilizado los ERTE y ha puesto en marcha una prestación extraordinaria por cese de actividad, el mal llamado paro de los autónomos. Esta prestación se puede solicitar si el trabajador ha tenido que cerrar la actividad a causa de la declaración del estado de alarma o si ha visto caer sus ingresos en más de un 75% debido al coronavirus.

Según la encuesta elaborada por ATA a partir de las entrevistas hechas a 1.880 profesionales entre el 8 y el 12 de abril, las medidas extraordinarias aprobadas para agilizar los ERTE son las mejor valoradas por los autónomos, seguidas por la prestación por cese de actividad y la moratoria de hipotecas. Según la encuesta, sin embargo, los trabajadores por cuenta propia siguen echando en falta la ya mencionada supresión de las cuotas a la Seguridad Social, ayudas directas a los sectores más perjudicados y la simplificación de los trámites.

El 37,4% de los autónomos encuestados encuadra su actividad dentro de las no esenciales; el 31,1% afirma que su actividad está cerrada por fuerza mayor y un 27,5%, que forma parte de las actividades esenciales. En este contexto de confinamiento, sin embargo, siete de cada diez autónomos han declarado estar quedándose en casa, la mitad de ellos sin trabajar. Como consecuencia de esta situación, casi el 80% afirma que su actividad ha disminuido entre un 50% y un 100%: un 40,2% de los encuestados alega que se ha reducido a cero; el 27,5% que la caída ha sido del 50% y solo el 10,6% cifra la bajada en un 75%, frente a un 2,6% que apunta a un aumento de su carga de trabajo.

Pese a ello, solo el 32% ha solicitado la prestación extraordinaria por cese de actividad. Los profesionales que no lo han hecho alegan que no han cerrado del todo su negocio, aunque una parte no descarta hacerlo más adelante. Por otro lado, solo un 37,3% ha solicitado la moratoria en la cuota a la Seguridad Social.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso por llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 Euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Leave a Reply