Escrivá insiste en que la renta básica no llegará al consejo de ministros hasta dentro de “más de un mes”

Las diferentes visiones en el seno del Ejecutivo a cuenta del ingreso mínimo vital siguen aflorando. Este viernes, el ministro de Inclusiones, Migraciones y Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha insistido en que queda “más de un mes” para que la norma pueda llegar al Consejo de Ministros. Sus declaraciones llegan un día después de que un rifirrafe interno impidiera presentar la medida, tal y como había anunciado el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, partidario de acelerar los plazos. Pero según Escrivá, cuyo departamento es el encargado de elaborar la norma, los planes se mantienen como inicialmente y la aprobación se realizará durante el mes de mayo. “Es el calendario que mi Ministerio tiene desde el principio en la cabeza”, señalado el ministro durante un entrevista en la Cope.

Las declaraciones de Escrivá llegan después de los tiras y aflojas que han aflorado en el Gobierno a cuenta de la renta básica, una propuesta que el Ejecutivo de coalición entre PSOE y Unidas Podemos llevaba en su programa, pero que la crisis del coronavirus ha obligado a acelerar. El miércoles por la tarde, poco después de que Escrivá explicase algunos detalles de la norma en una comparecencia den el Congreso, fuentes de la vicepresidencia segunda, que ocupa Pablo Iglesias, el líder de Unidas Podemos, afirmaban que se presentaría en una rueda de prensa el jueves. Escrivá señaló que se enteró por la prensa de esa convocatoria, que finalmente no se produjo. Hoy, en declaraciones a la Cope, ha insistido en que el calendario se mantiene. Estará en mayo, pero la fecha es aproximada: falta “más de un mes para que llegue al consejo de ministros.”Siempre tuvimos un calendario de tener la norma disponible en la segunda quincena de mayo. Ese es el calendario que hemos tenido”, ha insistido.

“Es el calendario que mi Ministerio tiene desde el principio en la cabeza”, ha añadido el ministro. La supuesta rueda de prensa, que debía compartir con Iglesias, “por agenda era muy difícil para mí. Yo lo sabía y de hecho no hubo esa rueda de prensa, se sustituyó por un comunicado”, ha afirmado Escrivá. Pese al malentendido, el ministro ha asegurado que no ha existido ningún tipo de discrepancia en el seno del Gobierno por la premura a la hora de tramitar la norma. Más, bien, de problemas de coordinación, puesto que ha relatado que mantuvo conversaciones con Iglesias el miércoles y el jueves para discutir “temas de calendario” y decidir si se convocaba esa rueda de prensa o simplemente un comunicado, opción elegida finalmente.

Así, el ministro ha añadido que, después de que esta norma llegue al Consejo de Ministros, “su despliegue administrativo” llevará un “desfase” hasta que las personas puedan percibir su ayuda.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso por llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 Euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Leave a Reply