PP y Vox ensayan la unidad de acción en el Congreso

Santiago Abascal y Pablo Casado charlan durante un pleno del Congreso antes del confinamiento.Santiago Abascal y Pablo Casado charlan durante un pleno del Congreso antes del confinamiento.ULY MARTÍN

El PP y Vox ensayan la unidad de acción en el Congreso. Los portavoces del Grupo Popular y del grupo ultra, Cayetana Álvarez de Toledo e Iván Espinosa de los Monteros, han presentado un escrito conjunto a la mesa de la Cámara baja en el que piden que la semana que viene se celebre un pleno de control al Gobierno y que este se repita todas las semanas hasta que concluya el actual periodo de sesiones, el 30 de junio.

El pleno de la semana próxima no está formalmente convocado, pero La Moncloa ya ha anunciado que el presidente Pedro Sánchez acudirá al Congreso a pedir autorización para prolongar el estado de alarma cuando concluya la actual prórroga, el 10 de mayo. Ambos grupos piden que se habilite en el mismo pleno una sesión de control.

Lo novedoso es que el primer y el tercer grupo del Congreso, en vez de presentar su escrito en solitario o buscar la complicidad de otros partidos de la oposición, hayan decidido hacerlo juntos. El escrito pasa revista a la actividad del Congreso desde que el 10 de marzo se suspendió el pleno, precisamente a petición de los diputados del grupo ultra, supuestamente contagiados en un acto de su partido en Vistalegre (Madrid) el fin de semana anterior, hasta la reanudación de las sesiones del control al Gobierno el pasado 15 de abril, que atribuye a la presión conjunta del PP y Vox.

Los dos partidos mantienen una relación paradójica, ya que se disputan en buena parte el mismo electorado. Mientras Santiago Abascal reprocha a Pablo Casado estar “secuestrado por el Gobierno”, por apoyar las prórrogas del estado de alarma, la portavoz popular, Cayatena Álvarez de Toledo, salió el miércoles en defensa de Vox ante el demoledor ataque del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias. “De marquesa a marqués, hoy te has pasado”, escribió. Aludía al irónico título de “marqués de Galapagar” con el que muchos se refieren al líder de Podemos tras su mudanza desde un piso en el barrio de Vallecas a un chalé en la sierra de Madrid. Álvarez de Toledo sí tiene un título aristocrático, marquesa de Casa Fuerte. Espinosa de los Monteros es hijo del marqués de Valtierra.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso por llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 Euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Leave a Reply