El Levante se pone la mascarilla

Cuando parece que el fútbol español empieza a ver la luz al final del túnel con la aprobación por parte de Sanidad del retorno a los entrenamientos, aunque sea de forma individual, los clubes empiezan a preparar la vuelta al trabajo. Además de los protocolos de LaLiga, algunos equipos ya toman medidas por su cuenta para tratar de minimizar las posibilidades de contagio. Uno de ellos es el Levante, que ha integrado en sus planes uno de los instrumentos más codiciados durante el periodo de confinamiento.

Fue Roger Martí el que levantó la liebre, hasta entonces mantenida en secreto, haciendo pública a través de sus redes sociales una de las medidas de prevención adoptadas por su club ante la inminente vuelta a la ciudad deportiva de Buñol. El máximo goleador del Levante subió un vídeo a Instagram realizando varios ejercicios de gimnasio en su casa portando una máscara adaptada al ejercicio que llamó la atención de sus seguidores.

Minutos después, el delantero, de 29 años, se vio obligado a aclarar en sus propias redes sociales el motivo por el cuál portaba esa herramienta mientras saltaba a la comba o se ejercitaba con un balón medicinal. “La mascarilla que llevo nos la ha recomendado el cuerpo médico del club para una supuesta vuelta a los entrenamientos”, explicó Roger ante las insistentes preguntas acerca del novedoso complemento.

En concreto, fue Miguel Ángel Buil, jefe de los servicios médicos, el que hace ya un mes avisó a los futbolistas de que enviaría a sus domicilios varias mascarillas adaptadas para realizar deporte y les pidió que fueran integrándolas en su trabajo diario, según explican desde el club granota. Pocos días después, los jugadores las recibieron y comenzaron a realizar trabajos de gimnasio y mantenimiento en sus casas con ellas.

En la descripción de la mascarilla que están utilizando los futbolistas se especifica que está preparada para realizar “actividades al aire libre como el ciclismo, correr, senderismo o esquí, aunque también trabaja para uso en interiores”. Su precio ronda los 15 euros por unidad en páginas web como Amazon, aunque actualmente aparece como agotada.

Eso sí, en el Levante especifican que las mascarillas no serán utilizadas en el verde. “Si tienen que trabajar juntos en un gimnasio, llevarán esas mascarillas y por eso están probándolas para ir adaptándose”, explican los servicios médicos del club, que por ahora descartan su uso fuera de recintos cerrados.

Debate en el deporte alemán

Mientras equipos como el Levante trabajan para implementar esta herramienta en las rutinas de sus jugadores, en Alemania hay clubes profesionales que ya las usan en su día a día. El Rhein-Neckar Löwen, uno de los clubes más afectados al inicio de la pandemia, es un claro ejemplo ello. Seis jugadores del campeón de la Bundesliga de balonmano en 2016 y 2017, entre ellos el español Gedeón Guardiola, se contagiaron al inicio de la crisis y, una vez recuperados y con el permiso gubernamental, han decidido retomar la actividad.

El pasado jueves, y a pesar de que todos los campeonatos en los que participaba se han cancelado, el Rhein-Neckar Löwen reunió a sus jugadores en el pabellón en el que habitualmente juegan y comenzaron a realizar trabajo de cancha y rondas de tiros portando mascarillas. “Son jugadores profesionales, y saben que necesitan la actividad controlada”, aseguró su director técnico, Oliver Roggisch, sobre los motivos que llevaron al club a volver a los entrenamientos de esta forma.

Incluso se llegó a plantear la posibilidad de usar las mascarillas en el fútbol teutón a la hora de jugar. Un documento interno elaborado por expertos del Ministerio de Trabajo, desvelado por Der Spiegel, sugería que los jugadores las utilizaran en el terreno de juego como una de las posibles medidas preventivas para poder reanudar la Bundesliga, que podría ser la primera de las grandes ligas en retomar la competición.

Sin embargo, Hubertus Heil, ministro de Trabajo, descartó la idea una vez estudiado dicho documento. “No creo que sean concebibles partidos con los jugadores llevando mascarillas. Estamos teniendo constantes conversaciones con la Bundesliga para trabajar constructivamente sobre otras soluciones viables”, zanjó Heil, antes de recalcar que los futbolistas profesionales y los empleados de cada club “están sujetos a la seguridad y a la salud en su empleo”.

Nota a los lectores: EL PAÍS ofrece en abierto la información esencial del coronavirus durante la crisis. Si quieres apoyar nuestro periodismo, suscríbete aquí.

Suscríbete

Leave a Reply