Pablo Casado entra en campaña electoral

Casado y Martínez-Almeida, el pasado sábado, en la puerta del Sol (Madrid).Casado y Martínez-Almeida, el pasado sábado, en la puerta del Sol (Madrid).Pool / Europa Press

“España sí tiene un plan B. Se llama Pablo Casado y esperamos que podamos aplicarlo cuanto antes”, declaró ayer el secretario general del PP, Teodoro García Egea. “Somos la alternativa”. “El PP sí sabe gestionar”, repiten sus dirigentes estos días. En el principal partido de la oposición, animado por algunas encuestas, toma cuerpo la idea de que el coronavirus hará caer al Gobierno de coalición, y Casado se ha volcado en una especie de precampaña electoral. Pese al confinamiento, ha multiplicado sus actos públicos, acompañado de su equipo, entre ellos, siempre, un fotógrafo. Así, el PP difunde imágenes de su presidente pasando revista a los sanitarios en la Puerta del Sol, visitando una granja de ovejas, un hotel habilitado para médicos, un economato de Cáritas, las instalaciones de Mercamadrid, el hospital de campaña de Ifema, la asociación de fabricantes de automóviles o el centro de emergencias de Madrid. Las imágenes de su apretada agenda contrastan con el obligado encierro de los españoles para frenar la epidemia y las críticas a Pablo Iglesias cuando el vicepresidente se saltó la cuarentena tras resultar contagiada su pareja, Irene Montero. No ha sido la única contradicción del PP.

Mordaza y transparencia. Desde el 20 de abril, Casado no ofrece ruedas de prensa, solo alguna entrevista esporádica. El PP distribuye declaraciones enlatadas criticando al Gobierno, al que acusa, no obstante, de amordazar a la oposición, y se burla de las comparecencias semanales de Pedro Sánchez, bautizadas de “Aló presidente” y tachadas de “actos de propaganda”. De ese modo ha evitado tener que pronunciarse sobre polémicas como la protagonizada por dirigentes populares de su máxima confianza como la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida, quienes tuvieron que pedir perdón por el multitudinario acto que convocaron en el cierre del hospital de campaña de Ifema. Casado también se ha ahorrado explicaciones sobre si cuenta con alguna memoria económica que avale una de sus exigencias al Gobierno: exención de impuestos para empleados de actividades esenciales y paga extra para los médicos.

Luto y posados. “¿Cuántos más tienen que morir para que decrete el luto nacional, para que cambie el color de su corbata?”, afeó Casado al presidente antes de meterse en un aseo con su fotógrafo para posar apesadumbrado frente a un espejo y recordar que las víctimas merecen “respeto, homenaje y luto”. Dirigentes del PP han difundido en redes sociales imágenes en las que se ve a miembros del Gobierno reírse al tiempo que critican que no se ha decretado el luto. Sin embargo, entre las últimas fotografías que la presidenta madrileña, la comunidad con más víctimas mortales (14.000), ha difundido en su cuenta de Instagram figura una en Ifema, realizada el jueves en un puesto de comida, con el siguiente pie de foto: “¿Un bocata de calamares, señora vicealcaldesa?”. También una parodia en la que aparece con una gorra de restaurante de comida rápida: “A ver, esto es maravilloso”. Miembros del PP han llenado las redes sociales de mensajes como este de la diputada Beatriz Fanjul al Gobierno: “Habéis puesto más multas que test y todavía seguís sacando pecho. ¿En qué fase abren los prostíbulos y marisquerías para que os entretengáis menos en Twitter?”.

Diálogo con la oposición. El Gobierno comunicó a la prensa antes que al interesado su última reunión con Casado, y el PP denuncia que no les han avisado previamente de su intención de prorrogar el estado de alarma. También ha criticado falta de comunicación con los gobiernos autonómicos. Díaz Ayuso, sin embargo, ha protagonizado varios desaires en las conferencias de presidentes que se celebran todos los domingos. Se incorporó dos horas tarde a una de ellas para fotografiarse junto a un avión que traía material sanitario y hace una semana pidió intervenir la primera para acudir a una misa por los fallecidos de la epidemia. “Tantas videoconferencias me estaban impidiendo tomar decisiones necesarias y urgentes”, se justificó.

Información sobre la pandemia

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Leave a Reply