IAG pierde 1.683 millones en el primer trimestre por el impacto del coronavirus

Aviones de British Airways en el aeropuerto de Heathrow (Londres).Aviones de British Airways en el aeropuerto de Heathrow (Londres).NEIL HALL / EFE

International Airlines Group (IAG), el grupo al que pertenecen las aerolíneas British Airways, Iberia, Vueling o Aer Lingus, sufrió unas pérdidas netas de 1.683 de euros en el primer trimestre del año, como consecuencia del impacto de la pandemia del coronavirus, frente al beneficio de 70 millones del mismo periodo del año anterior, según ha informado el grupo a la CNMV. Además de una caída de los ingresos del 13,4%, hasta 4.585 millones, las pérdidas se deben al coste de una partida excepcional de 1.325 millones “por baja contable de coberturas de combustible y de tipo de cambio para 2020”, es decir, por la cobertura de compras de combustible realizadas antes de que el precio se desplomara por el hundimiento de la demanda en todo el mundo.

El grupo de aerolíneas señala en la nota de los resultados que el negocio marchaba de forma similar al año pasado durante enero y febrero, pero en marzo, con la rápida expansión de la pandemia y la paralización de la mayoría de los vuelos en todo el mundo, se vio “gravemente afectado”, de forma que admite que la capacidad de transporte de pasajeros se ha reducido un 94% desde finales de marzo, “con la mayor parte de los aviones en tierra y con los restantes operando un número limitado de vuelos de pasajeros, de repatriación y exclusivamente de carga”. Así, el resultado de las operaciones, antes de extraordinarios y de impuestos, arrojó unas pérdidas de 535 millones de euros, frente a un beneficio de 135 el año pasado. A esa cifra hay que añadirle el impacto negativo de 1.325 millones por las coberturas del combustible comprado con antelación y el tipo de cambio.

IAG señala que a 30 de abril contaba con un colchón de 10.000 millones de euros de liquidez (tesorería y líneas de crédito no dispuestas), posición que califica de “sólida”. Para asegurar esa liquidez, el grupo se ha acogido a los créditos avalados por el ICO en España (1.010 millones para Iberia y Vueling) y a las ayudas financieras aportadas por el Reino Unido para paliar la pandemia. Además, señala varias iniciativas de recorte de gasto, como que para abril y mayo se han reducido los costes operativos de 440 millones de euros por semana a 200 o un recorte de 1.200 millones en la inversión.

En esa situación, preveá un segundo trimestre “considerablemente peor” que el primero, para después registrar un “retorno considerable de sus operaciones en julio” que, no obstante, no evitará que se reduzca a la mitad la cifra de pasajeros transportados en 2020. No obstante, esa previsión está sujeta a “una gran incertidumbre”, pues depende del levantamiento de las restricciones a los viajes que vayan decretando los Gobiernos. En general, no espera tener hasta 2023 un nivel de demanda similar a la de 2019, “lo que hace indispensables nuevas medidas de restructuración en el conjunto del Grupo”. En este punto incluye el anuncio de 12.000 despidos que ya ha comunicado en British Airways. Además, ha aplazado las entregas de 68 aviones.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Leave a Reply