Estados Unidos registra una tasa de paro del 14,7%, la más alta desde la Gran Depresión

Estados Unidos registró en abril una tasa de paro del 14,7%, la más alta desde la Gran Depresión, debido a la pandemia del coronavirus, de la que el país se ha convertido en epicentro. Era el dato del paro que más expectación ha generado en décadas. Y es tan negativo como se esperaba. El peor desde que se empezaron a guardar registros en 1948. Solo dos meses antes, en febrero, el desempleo alcanzaba un mínimo histórico del 3,5%.

Hasta 20,5 millones de personas perdieron su empleo en abril, según los datos del Departamento de Empleo publicados este viernes. La pandemia ha borrado todos los empleos creados después de la Gran Recesión de 2008 y 2009. Durante aquella crisis, Estados Unidos perdió un 6,5% de sus empleos en un periodo de dos años. Fue la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial. Ahora, la pérdida es el doble y solo en un mes.

El pavoroso impacto de la pandemia en el empleo se ve cada semana, desde hace casi dos meses, en las cifras de solicitudes de la prestación de desempleo. Más de 33 millones en las últimas siete semanas. Pero los datos de este viernes, los de la tasa de paro del primer mes entero afectado por las medidas de restricción de actividad impuestas por la pandemia, ofrecen un cuadro más completo pues proceden de datos de hogares y empresas. Habrá información también sobre los trabajadores a los que se les ha recortado la jornada, así como datos sobre género, raza, sectores específicos, que permitirán ver el alcance real del impacto y cómo este se distribuye en la población y en la economía. Una fotografía, pues, mucho más completa, que permitirá a los expertos comprender mejor cómo podrá ser la recuperación de la economía tras el levantamiento de las medidas de confinamiento.

Ya en los datos de marzo se vio el golpe en los sectores de la hostelería y los viajes, pero en abril el impacto es mucho más generalizado. Las autoridades decidieron poco menos que congelar la economía para frenar la propagación del coronavirus, que ya ha infectado a más de 1,2 millones de personas en Estados Unidos y provocado más de 75.000 muertes. El desplome repentino de la demanda ha provocado una oleada de millones de despidos, a un ritmo sin precedentes, que ha obligado a millones de trabajadores acudir a solicitar ayudas del Estado por primera vez y a dejar de pagar sus facturas.

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Leave a Reply