Feijóo minimiza las consecuencias del rebrote de A Mariña

Quedan tres días para ir a las urnas en Galicia y en la comarca lucense de A Mariña una población de 71.000 personas lleva otros tantos confinada tras un rebrote de la covid con 166 afectados. El presidente en funciones de la Xunta y candidato a la reelección, Alberto Núñez Feijóo ha insistido este miércoles, reconociendo una vez más la existencia de “un vacío legal”, en que no hay problema en levantar el confinamiento el domingo para que quienes que no hayan dado positivo puedan ir a votar.

En la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta ―en la que ha anunciado una lluvia de millones en inversiones para paliar efectos de la pandemia― Feijóo ha minimizado las consecuencias del rebrote apoyándose en el hecho de que en los Ayuntamientos confinados “no ha habido un solo contagiado en los últimos tres días”.

“Uno de los lugares en donde se está celebrando la selectividad es un Ayuntamiento de A Mariña y ningún alcalde de la zona nos ha pedido que no se celebre la prueba” ha señalado como respuesta a la exigencia de 10 alcaldes de los 14 de la comarca afectada de retrasar las votaciones porque “no se puede garantizar el derecho al voto”. A estos se ha sumado el presidente de la Diputación de Lugo, el socialista José Tomé, que ha trasladado por escrito a Feijóo la “profunda preocupación” de la institución y le ha pedido que se suspendan los comicios en el área afectada. “No se dan las garantías sanitarias suficientes” señala Tomé puntualizando que las cifras de afectados que traslada la Consellería de Sanidade no coinciden con los que ellos mismos recaban entre los vecinos y en los centros de atención sanitaria.

No obstante, Feijóo insiste en levantar el confinamiento. “Lo lógico es mantener la restricción de movilidad solo en Burela o en algún municipio más en función de los positivos. Veremos los resultados de las PCR de hoy”, ha indicado, destacando que el municipio de Burela concentra el 80% de los casos positivos. “Esto es una buena noticia desde el punto de vista de la salud pública, porque se está acertando en los contactos”, ha señalado y ha defendido que el objetivo es mantener durante el “mínimo tiempo posible” la limitación genérica en la zona de un derecho fundamental como es el de moverse en libertad.

“Normalidad”, “tranquilidad”, ha reiterado Feijóo a lo largo de la intervención contestando a las preguntas de los periodistas. “Hay un brote de solo cinco ingresados y de 35 años de media de edad”, ha puntualizado. No obstante, Feijóo elude la responsabilidad directa. “El comité clínico es el que manda y nosotros obedecemos a esos criterios sanitarios”, ha puntualizado para afirmar que, si lo valida el comité clínico, el viernes se levantará el cierre de los accesos en casi toda la comarca afectada salvo en Burela y “si lo aconsejan las cifras” en algún otro municipio.

La propuesta que analizará el comité clínico cuando se conozcan los datos de la evolución de la pandemia del viernes, incluye mantener en los 14 Ayuntamientos de la zona la obligación de usar mascarilla y los límites de aforos fijados en la orden publicada el pasado domingo que ha sido ratificada por un juzgado de Lugo.

Casado llama a la participación

El líder del PP, Pablo Casado, también ha insistido, durante un acto de campaña en A Pobra do Caramiñal (A Coruña) en que los brotes “están plenamente localizados” pese al “alarmismo de otros partidos” y ha asegurado que ir a votar el domingo “es tan seguro como ir a una farmacia o a una tienda a hacer un recado” y ha llamado a la participación, informa Natalia Junquera. “Los colegios electorales van a tener todas las medidas necesarias para que sea totalmente seguro ejercer el voto”, ha añadido. Casado ha presentado la votación del domingo como la elección entre la “austeridad” de Feijóo y “un mexunxe [mejunje] de 10 partidos” que multiplicaría el gasto “porque habría que dar consejerías y cargos para todos”. El líder del PP no ha admitido preguntas durante su intervención.

Leave a Reply