Maddalen Iriarte: “Lo ideal sería que PNV y EH Bildu trabajasen juntos en Madrid”

Maddalen Iriarte, candidata a lehendakari de EH Bildu, posa en el puente del Ayuntamiento de Bilbao.Maddalen Iriarte, candidata a lehendakari de EH Bildu, posa en el puente del Ayuntamiento de Bilbao.FERNANDO DOMINGO-ALDAMA

Maddalen Iriarte (San Sebastián, 1963) pertenece a esa clase de la política llegada desde el periodismo, como Andoni Ortuzar (PNV) o Uxue Barkos (Geroa Bai). Fichó por EH Bildu para ser cabeza de lista en las autonómicas de 2016 después de que el líder de la izquierda abertzale, Arnaldo Otegi, fuese inhabilitado por la justicia. Antes estuvo 30 años en la televisión pública vasca ETB y otros cinco en la radio. Iriarte, madre de cinco hijos y vecina de Urkullu en Durango (Bizkaia), ya acumula un bagaje de cuatro años como parlamentaria, pero sigue considerándose “una política no profesional”.

Pregunta: ¿Por qué se está centrando esta campaña en asuntos en asuntos sociales y económicos y apenas se debate sobre lo identitario?

Respuesta: Estamos ante una crisis triple, sanitaria, económica y psicosocial, y debemos dar respuesta a este reto. Hay que hacerlo con una mirada ambidiestra. EH Bildu considera que para dar respuesta a todos los problemas sociales necesitamos tener las herramientas políticas y capacidad de decisión. No puede ser que llegue un presidente del Gobierno y nos quite la autonomía y la utilice a su antojo. Como independentista, creo que existe una estación media hasta conseguir la soberanía que para tener una relación de igual a igual con España y se respeten nuestras decisiones.

P. Para llevar adelante esos retos, ¿con quién se sentiría EH Bildu más a gusto?

R. El reto es tan importante que son necesarios acuerdos de país entre todos los partidos y los agentes sociales. ¿Con qué partidos? Para gobernar este país, EH Bildu, la primera fuerza de izquierdas y soberanista, está dispuesta a acordar sobre contenidos concretos, no sobre siglas. Se ha mitificado mucho la palabra acuerdo. El acuerdo será bueno según lo que se acuerde.

P. Si EH Bildu es primera fuerza, ¿a quién llamaría primero, a Urkullu o a Mendia?

R. Llamaría a todos los partidos. Una de las carencias que he observado durante la crisis del coronavirus es que el lehendakari no nos ha reunido para buscar soluciones. Solo nos hemos juntado para retrasar y para convocar las elecciones. Nada más.

P. El PSE ya les ha dicho que no hay posibilidad de acuerdos con EH Bildu.

R. Si gana EH Bildu y fuese necesaria la entrada del PSE en un gobierno de coalición, me gustaría saber si la señora Mendia dice lo mismo.

P. ¿Con el PNV habría más opciones de entendimiento, como ocurre en Navarra?

R. En Navarra es verdad que está siendo posible el entendimiento, incluso con los socialistas.

P. Pero en Euskadi el PNV y EH Bildu parecen el agua y el aceite.

R. En algunas materias somos antagónicos. En otros asuntos, como el autogobierno, yo pensaba que estábamos bastante cerca, pero se ha demostrado que no, porque después del acuerdo que alcanzamos con el PNV sobre las bases y principios del nuevo Estatuto, al final ellos decidieron meter ese acuerdo en el cajón. Y ese acuerdo era una solución muy buena para Euskal Herria, y para Cataluña incluso, porque permitía establecer una relación de igual a igual con el Estado, sin injerencias, con la posibilidad de preguntar a la ciudadanía.

P. ¿Se han sentido traicionados por el PNV?

R. El PNV no ha cumplido su palabra. Existe un acuerdo entre PNV y EH Bildu que es mayoritario y no hay otro con tanto respaldo. El tándem PNV-PSE no va acordar el derecho a decidir porque Mendia no lo va a permitir. Nosotras abogamos por una relación confederal con el Estado que incluya la celebración de una consulta. Yo soy partidaria de que la ciudadanía dé su visto bueno a lo que salga del Parlamento.

P. ¿No temen que en este asunto EH Bildu vuelva a quedarse arrinconada y salga adelante un acuerdo entre el PNV, PSE y Podemos?

R. Arrinconada o en el centro. En este país hay una mayoría muy amplia a favor del derecho a decidir. Si efectivamente hay otro acuerdo, adelante, lo respetaremos.

P. ¿No observa resistencia en el resto de partidos a llegar a acuerdos de calado con EH Bildu?

R. En Navarra hemos llegado a acuerdos de calado con el PSN y por eso los socialistas siguen en el Gobierno [regional]. En Madrid, ocurre otro tanto con el PSOE.

P. ¿Eso por qué no se da en Euskadi?

R. Porque la señora Mendia prefiere permanecer en un tándem con el PNV que suma cero. Es un entendimiento que les permite mantenerse en el Gobierno, nada más. ¿Se han aprobado políticas socialistas y progresistas en este país? No. Aquí no están por la labor de abordar una reforma fiscal que suba los impuestos a los que más tienen.

P. ¿Van a apoyar la reforma fiscal que plantea el Gobierno de Sánchez o prefieren optar por aumentar el endeudamiento?

R. Probablemente necesitaremos ambas cosas. Espero que vayamos hacia una reforma fiscal, pero he visto demasiadas veces al PSOE comerse sus palabras. Y endeudarnos, sí, pero ¿para qué? Si es para erradicar la precariedad laboral, de acuerdo; si es para mejorar la situación laboral de las mujeres, de acuerdo. Pero si es para inyectar más cemento, no.

P. ¿Se sentiría cómoda con un entendimiento a la navarra entre nacionalistas, socialistas e independentistas?

R. Lo que ha pasado en Navarra es que su presidenta [la socialista María Chivite] ha sido receptiva a nuestras propuestas y nos ha llamado en más de una ocasión. No hemos tenido la misma actitud con Urkullu, que en la última legislatura solo se ha reunido conmigo a petición mía.

P. ¿Puede ser porque el lehendakari se vea como ganador seguro?

R. Hay que dejar la arrogancia a un lado y asumir que este país lo tenemos que construir entre todos. Es necesario cambiar la forma de hacer política. Este Gobierno solo comunica, no dialoga, no se deja asesorar, no comparte… La suma de inteligencias es garantía de un buen resultado.

P. ¿EH Bildu quiere ser un actor político en Madrid?

R. Sí, seremos actores políticos allá donde estemos. Si fuésemos una república independiente no estaríamos en Madrid, salvo en una embajada. En el Congreso nuestra misión es triple: mejorar la situación de los trabajadores vascos, solucionar el problema territorial de Euskadi y dar pasos en la pacificación.

P. ¿El papel de EH Bildu en el Congreso responde a una estrategia dirigida a influir en los asuntos de interés general o al deseo de hacer sombra al PNV?

R. No es cuestión de hacer sombra al PNV. Lo ideal sería que PNV y EH Bildu trabajasen juntos en Madrid en bien de este país, pero parece que al PNV no le interesa eso. Nosotros seguiremos siendo un actor principal. ¿Por qué ahora? Probablemente, porque el señor Sánchez necesitaba apoyos para su investidura y su gestión. Pero hay un peligro, que [el presidente] se acerque al PP y Ciudadanos.

P. Y ante el debate de los presupuestos, ¿están dispuestos a apoyarlos pese a que se descuelgue ERC y se sume Ciudadanos?

R. Estamos dispuestos a influir. Si está Ciudadanos por medio, no habrá medidas que beneficien a los ciudadanos. El PSOE lo tendrá que decidir.

Leave a Reply