Lagarde deja intacta la política monetaria a la espera de la cumbre europea de la recuperación

La presidenta del BCE, Christine Lagarde, en una reunión del Eurogrupo en Bruselas el pasado febrero.La presidenta del BCE, Christine Lagarde, en una reunión del Eurogrupo en Bruselas el pasado febrero.Francois Lenoir / Reuters

Compás de espera en Fráncfort. En sus nueve meses al frente del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde ha tenido que acostumbrarse a caminar al borde del abismo. La francesa ha impulsado medidas muy arriesgadas para luchar contra la pandemia multiforme del coronavirus. Lo hizo en la noche del 18 de marzo, cuando se sacó de la manga un programa de compra de deuda de 750.000 millones de euros. Y lo volvió a hacer el mes pasado, cuando amplió ese plan en 600.000 millones más. Pero ahora toca quedarse quieto.

En su reunión del Consejo de Gobierno de este jueves, el BCE ha decidido dejar intactos sus instrumentos de política monetaria. Lagarde prefiere por ahora sentarse y observar, a la espera de lo que ocurra este fin de semana en Bruselas, donde los líderes lo tienen muy difícil para ponerse de acuerdo para crear el fondo que debe impulsar la recuperación de la economía. El BCE quiere esperar también a ver la evolución de la pandemia, si los rebrotes de la covid-19 que surgen en multitud de lugares van a hundir aún más unas previsiones económicas ya de por sí catastróficas. Porque en la última revisión de sus proyecciones el organismo con sede en Fráncfort adelantó que este año la economía de la zona euro caería un 8,7%. Y eso si la situación no se deterioraba aún más.

“El Consejo de Gobierno continuará con sus compras bajo el programa de emergencia pandémica por un total de 1,35 billones. Estas compras contribuyen a mejorar la transmisión de la política monetaria y a compensar las tensiones bajistas sobre la inflación provocadas por la pandemia”, asegura el comunicado oficial de la reunión. Lagarde y su equipo también han decidido dejar inalterados los tipos de interés, desde el 0% del oficial, hasta el -0,5% de la facilidad de depósito, es decir, lo que se cobra a las entidades financieras por dejar su dinero aparcado en el BCE.

Lagarde comentará a partir de las 14.30 cómo ve la coyuntura económica. El vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, ha explicado en los últimos días que ve algunos síntomas de mejoría. “No hay datos nuevos para cambiar las perspectivas. En todo caso, el BCE asiste estas semanas a un rebote de la actividad en la eurozona motivado por el levantamiento de las medidas de confinamiento”, asegura en una nota el economista de ING Carsten Brzeski, que estima que esta reunión del Consejo de Gobierno servirá más para medir las habilidades comunicativas de su presidenta, y no tanto para mostrar los movimientos futuros del BCE. “¿Qué dirá cuando en realidad no hay nada que decir?”, se pregunta Brzeski.

En esa relativa calma, algunos consejeros del BCE, como la alemana Isabel Schnabel, han sugerido en las últimas semanas que, si no es necesario, no se consumirán los 1,35 billones de euros del fondo diseñado para luchar contra los efectos económicos de la pandemia. Lagarde deberá lidiar en su comparecencia con esta idea, sin dar a los mercados motivos de alarma que pudieran inflar las primas de riesgo de los países más castigados por la crisis, como ya hizo con su celebre resbalón, cuando dijo que la tarea del BCE no era reducir las primas de riesgo. Pero todo apunta a que la francesa ha aprendido de ese error, y no tiene ninguna intención de repetirlo.

“Es problable que Lagarde destaque que los 1,35 billones es una cantidad máxima que no están obligados a gastar, pero que sí lo harán si es necesario”, explica a la agencia Reuters Chris Scicluna, responsable de investigación de la entidad de servicios financieros Daiwa Capital Markets.

Información sobre el coronavirus

– Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

– Buscador: La nueva normalidad por municipios

– Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

 Guía de actuación ante la enfermedad

Leave a Reply