Al menos 50 migrantes mueren intentando llegar a Canarias

Al menos 50 migrantes de origen subsahariano han muerto ahogados al naufragar las dos embarcaciones con las que se dirigían a las islas Canarias. Una ha naufragado frente a las costas de Nuadibú, en Mauritania, y han perecido al menos 40 personas. El segundo naufragio ha sido en la costa de Dajla, en el Sahara, y ha dejado al menos 10 muertos. La ruta atlántica es la más peligrosa para llegar a España por su extensión y la confluencia de las corrientes. El año pasado murieron en ella 170 personas, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

La primera embarcación sufrió una avería y se quedó varios días a la deriva sin que fuese localizada, explicó una fuente de seguridad mauritana a la agencia Efe. Posteriormente, según el relato de esta fuente, los ocupantes decidieron tirarse al mar pero acabaron ahogándose. La tragedia tuvo lugar en aguas internacionales, según la agencia AFP. Apenas sobrevivió un ocupante que fue encontrado “por casualidad” por las autoridades mauritanas en las costas de Nuadibú.

El superviviente, un guineano, se encuentra actualmente en un centro hospitalario en la misma ciudad y ha asegurado que partieron desde Marruecos y que se dirigían a las islas, pero no ha sido capaz de recordar la fecha del embarque ni el número de días que pasaron en el mar. “Nuestro bote se descompuso. Durante mucho tiempo no tuvimos ayuda. Fue un sálvese quien pueda”, contó el único rescatado según una fuente entrevistada por AFP. “Creo que están todos muertos. Soy el único superviviente”, ha declarado el hombre según la misma fuente.

El enviado especial de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en el Mediterráneo Central, Vincent Cochetel, ha lamentado la tragedia en su cuenta en Twitter. Cochetel ha afirmado que tanto ACNUR como la OIM, trabajan junto a las autoridades locales y otros socios “para intensificar los esfuerzos y prevenir tragedias como esta”. Pero los traficantes, ha añadido, “siguen mintiendo a sus clientes”.

Los cadáveres de la segunda embarcación que también se dirigía a Canarias han sido localizados por pescadores marroquíes y por efectivos de la Marina Real, según informaron a la agencia Efe fuentes oficiales, que añadieron que otros diez emigrantes fueron rescatados con vida. Las mismas fuentes informaron de que las autoridades marroquíes continuaban en la noche de ayer movilizadas para rescatar a otros posibles supervivientes o encontrar cadáveres de emigrantes que pudieran estar a bordo de esta patera que naufragó a unos 20 kilómetros al sureste de Dajla.

La defensora de los derechos humanos y portavoz de la ONG española Caminando Fronteras, Helena Maleno, elevó en su cuenta en Twitter la cifra de ahogados a 27 y añadió que hay un número desconocido de las personas desaparecidas.

El refuerzo del control migratorio en el norte de Marruecos está desplazando las rutas migratorias a la fachada atlántica. Para evitar ser interceptados los migrantes parten de regiones más lejana y quedan a merced de las mareas en embarcaciones en mal estado, sin suficiente combustible y sin instrumentos de navegación. Con estos dos, esta semana se han registrado ya tres naufragios. El pasado lunes, las autoridades marroquíes hallaron otros siete cadáveres y rescataron a 40 emigrantes subsaharianos que murieron en su intento de llegar a Canarias frente a la localidad sureña de Tarfaya.

La última gran tragedia de la que se tiene constancia en la ruta atlántica hacia el archipiélago sucedió en diciembre de 2019, cuando 60 emigrantes de Gambia murieron ahogados en su intento de llegar a España tras el naufragio del cayuco en el que viajaban.

Leave a Reply