Agresión racista a una pareja en el metro de Madrid

Tres chicas muy jóvenes gritaron, insultaron y escupieron el pasado jueves a un hombre y una mujer de origen latinoamericano en el metro de Madrid. El suceso ocurrió entre las paradas de Arturo Soria y Esperanza de la línea 4, cuando las adolescentes comenzaron a proferir expresiones a la pareja como “eres producto de un condón roto, como en la selva no hay condones” e insultos racistas como “hijo de puta panchito de mierda”. Metro de Madrid ha dado parte de lo sucedido a la Policía Nacional, a la que ha facilitado las grabaciones de las cámaras de seguridad y “toda la información” de la que disponen. La policía ya tiene identificadas a las tres jóvenes que, a priori, pueden ser acusadas de un delito de odio y posiblemente de otro contra la salud pública porque supuestamente se quitaron las mascarillas y escupieron a las víctimas.

Una usuaria del suburbano que se encontraba en el mismo vagón grabó los hechos con su teléfono móvil y lo subió a Twitter. En el vídeo, la joven que insulta a la pareja llega a levantarse y a enfrentarse con ellos mientras se baja la mascarilla, de uso obligatorio en toda la red de Metro, así como en la calle. Otra de las chicas, cuando se da cuenta de que la están grabando, se encara también con la autora del video. Hacia el final de la grabación, otra pasajera llama la atención a las jóvenes, que no cesan en su actitud hostil y que prosiguen con sus amenazas: “Os voy a dar una hostia a los móviles que os voy a reventar la cabeza”. En un momento de la grabación, la persona que graba señala unas manchas en el pantalón de una de las víctimas en la que se aprecian manchas. “Eso de ahí son escupitajos”, narra la autora del video.

El consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha calificado el incidente de “lamentable y poco frecuente” y ha asegurado que Metro está realizando un rastreo para tratar de averiguar la identidad de las jóvenes y colaborar así en todo lo posible con la Policía Nacional en su identificación.

Una portavoz de Metro de Madrid recuerda que cualquier usuario que sea testigo de un suceso de este tipo puede denunciarlo al personal de la empresa pública para que dé parte a las autoridades competentes y, llegado un caso como este, se abra una investigación.

Esteban Ibarra, presidente de Movimiento Contra la Intolerancia, asegura que este tipo de agresiones han aumentado en los últimos años al calor de las redes sociales. A su juicio, “es esperable que sigan al alza, hoy es este caso y mañana será otro” mientras prosiga la actual “falta compromiso político” y “no exista” una educación en valores para atajar el problema. “Se necesita una mayor sensibilización favorezca la convivencia”, reclama Ibarra, que recuerda que “este tipo de cosas son sancionables, no pueden quedar impunes y la justicia debe actuar, la impunidad es el aliado de la violencia”.

Leave a Reply