Cos respalda mantener los ERTE “un tiempo prolongado”

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi (a la izquierda), y el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, este miércoles.El presidente de CEOE, Antonio Garamendi (a la izquierda), y el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, este miércoles./ Europa Press

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha subrayado este miércoles que será necesario “mantener los ERTE durante un tiempo prolongado” y que no hay que temer a esa prolongación. En una intervención ante la Junta Directiva de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), ha señalado, además de este mensaje diáfano al Gobierno y a los propios empresarios, que es partidario de que los ERTE se localicen más sobre las empresas que sobre los sectores. Según el gobernador, el principal instrumento para aplicar la medida es la política fiscal “porque tiene los instrumentos quirúrgicos más afilados”, aunque ha añadido que no hay que obviar el “correcto funcionamiento de los mecanismos de flexibilidad laboral”, porque permiten ajustes más estructurales, ni las políticas activas de formación de los trabajadores.

Las palabras de Hernández de Cos sobre los ERTE, cuya prolongación se encuentra en plena negociación entre el Gobierno y los agentes sociales, fueron muy comentadas por los empresarios que le escuchaban. En la presentación del acto, el presidente de la patronal, Antonio Garamendi, se había quejado de la falta de transparencia del Gobierno, al que acusó de no darles los datos reales sobre los ERTE (“Los hemos pedido, pero no nos los dan”, enfatizó), y ha aprovechado para subrayar que las empresas necesitan los ERTE: “Es la única manera de salir de la crisis”.

El gobernador, en un discurso que se alargó hasta casi una hora en el que ha repasado la situación internacional y nacional y el papel de las autoridades monetarias, también ha afirmado que “los estímulos deben mantenerse” para insistir en consolidar una recuperación que se ha ralentizado y que es “débil, frágil e incierta”. En ese sentido, ha destacado que la extensión de los estímulos tienen que adaptarse a las circunstancias y ser conscientes de que sin ellos no se va a ser capaz de salvar la destrucción del tejido productivo. A su juicio, hay que realizar “un ajuste fino de la política económica” y adaptar las medidas y mantener los estímulos de manera más localizada de manera que se puedan reasignar los recursos productivos en cada caso.

Para Cos, las empresas viven una situación difícil, con caídas de la rentabilidad y dificultades de liquidez importantes. Al respecto, ha añadido que esos problemas de liquidez pueden llevar a que se conviertan en problemas de solvencia, después de afirmar: “Vamos a salir con un sector más endeudado” y que la crisis “ha afectado a la calidad del crédito”.

Cos ha insistido en las reformas estructurales que el Banco de España viene pidiendo desde antes de la crisis y que esta ha hecho más necesarias. Unas medidas que tienen que centrarse en la mejora de la productividad —con actuaciones que mejoren la reducida inversión en tecnología (“privada, pero sobre todo pública”), permitan el crecimiento de las empresas y garanticen la unidad de mercado y la competencia— y del mercado de trabajo (“el Banco de España ha visto bien las reformas laborales, pero estas no han solucionado problemas como la dualidad o el paro duradero”). Asimismo ha abundado en la necesidad de una programa de consolidación fiscal, aunque ha reconocido que debe abordarse cuando la recuperación sea sólida, ya que ahora impediría que fuera un apoyo para mantener los estímulos que también reclama.

El gobernador ha valorado, además, la actuación del Banco Central Europeo (BCE) sobre política monetaria y el paquete de solidaridad que aplicó la Unión Europea contra la crisis, subrayando que los fondos deben desarrollarse de manera rápida y con la incorporación de proyectos de inversión y de medidas que ayuden a las reformas estructurales. En ese proceso es importante, a su entender, que se incorpore el sector privado.

Leave a Reply