“Cuando un niño está incubando una infección, no suele presentar síntomas. Puede pasar días sin fiebre”

MÁS INFORMACIÓN

La vuelta al cole ya está aquí y millones de niños españoles ocupan ya las aulas en plena pandemia de la covid-19. Desde que abrieran sus puertas los colegios ha habido algunas incidencias, cierre de centros y confinamiento de diversas clases, que han ocurrido por positivos o sospechosos de contagio por coronavirus de profesores, empleados o alumnos. La mayoría de niños y adolescentes están contentos de socializar de nuevo y parece que poco a poco se van adaptando a este principio de curso atípico y que exige unas normas de higiene muy estrictas. Los niños comienzan el día pasando por la puerta habilitada de su centro en la que se inicia el proceso de desinfección para protegerse contra la covid-19. Aunque los protocolos varían entre comunidades, lo más extendido es: mascarilla, para los mayores de seis años, toma de temperatura, limpieza de manos y de zapatos. Un ritual que formará, forma, parte de nuestras vidas, por lo menos hasta que llegue la vacuna. Pero hay un paso anterior: el niño en casa.

Son muchos los artículos que se han publicado para que padres y madres puedan diferenciar entre gripe, catarro y covid y así saber si pueden llevar o no a sus retoños a clase. Los escenarios pueden ser muchos y diversos. Y muchos son confusos. Desde que el niño tenga 36,5 grados en casa, y en cuanto pase por la puerta del cole, tenga 37,5, y así empiece todo el protocolo de llamar al centro de salud, pediatra u hospital por posible infección por covid y al final no sea nada. O que presente síntomas similares a la covid que nos pueden llevar a error, como en el caso de las alergias, que suelen ir acompañadas de estornudos, tos y problemas respiratorios. Y así se podría continuar con otras afecciones que pueden llevar a que tanto los padres como el centro se equivoquen. Por todo esto, Manuel Antonio Fernández, más conocido como El Neuropediatra, intenta explicar si es posible, por ejemplo, diferenciar entre gripe, catarro y la covid.

“Cuando un niño está incubando una infección, no suele presentar síntomas. Puede pasar días sin fiebre”

Manuel Antonio Fernández Fernández, conocido como El Neuropediatra.

PREGUNTA: Pues eso, ¿es fácil o no diferenciar entre gripe, catarro y covid?

RESPUESTA: ¿De verdad crees que es sencillo diferenciar la gripe o un simple resfriado de una infección por coronavirus? Pues seamos realistas. No lo es. No es que sea complicado, es que va a ser imposible en la inmensa mayoría de los casos, especialmente cuando los síntomas no hacen más que empezar. Se ha escrito mucho sobre este tema y han salido un montón de tablas e incluso artículos hablando sobre las diferencias entre la gripe y la covid-19 o las claves para diferenciarla de un resfriado común, pero eso solo es teoría. Los profesionales, especialmente los pediatras, sabemos que nada de eso sirve de verdad.

P: ¿No existe ningún momento en el que tal vez sea un poco más probable poder diferenciarlas?

R: Es probable que en algunos casos sea posible diferenciar estas tres infecciones en algún momento de sus diferentes procesos, pero esto va a ser algo excepcional y. por lo tanto, no deberíamos confiar en estos criterios diferenciales para tomar decisiones. Los pediatras llevamos años de formación y, aún así, en muchos casos nos resulta complicado diferenciar si detrás de una dificultad respiratoria hay un episodio de asma o una bronquitis aguda de origen infeccioso. Y antes de que lo preguntes, no, no todas las infecciones provocan fiebre.

Los síntomas fundamentales son tos, respiración superficial y ahogo. Pasa algo muy parecido cuando tenemos que plantearnos las diferencias entre un catarro y los síntomas de alergia. Tos, mocos, estornudos son los síntomas más habituales, pero son absolutamente inespecíficos. Con el coronavirus, y especialmente en niños, nos vamos a encontrar en la misma situación. Cuando un niño está incubando un proceso infeccioso, no suele presentar ningún síntoma. A lo sumo, malestar, decaimiento, pero poco más. Pueden pasar varios días hasta que aparezca la fiebre.

P. Ya que lo comentas, ¿es fiable usar la temperatura como marcador para decidir si un niño entra o no al colegio?

R: Pues cuando hay fiebre, el proceso ya lleva varios días en marcha, pero desde luego no va a evitar que los días previos se pueda haber contagiado alguien. Podemos llegar a una situación tan absurda como convertir en casi apestados a los niños alérgicos porque estornudan con frecuencia, además, con la mascarilla puesta. Por otro lado, aunque la mayoría de los catarros dan síntomas y las gripes son bastante intensas en lo que a fiebre se refiere, parece que la covid es asintomática en muchos casos. Y asintomático no significa que no contagien. Así, te puedes encontrar con que muchos niños con alergia, catarros y demás están en su casa y otros con covid que están en clase. Por si no fuera poco, hay síntomas muy atípicos en niños. Se puede encontrar, por ejemplo, la inflamación en los dedos, que están provocadas por trombos sanguíneos, incluso sin síntomas respiratorios.

Cuando el niño tenga fiebre, el proceso infeccioso ya está marcha, y no va a evitar que los días previos se pueda haber contagiado alguien”

P. Ante esta confusión, ¿qué podemos hacer los padres?

R. Lo más importante es estar alerta porque los padres son los que mejor conocen a sus hijos, son los que mejor van a ser capaces de detectar que algo no va bien y que se encuentran incubando algún proceso. Por ejemplo, se pueden poner más irritables de lo normal, pueden tener dolor de cabeza, abdominal o náuseas, muestran cansancio o decaimiento y en algunas ocasiones, puede aparecer fiebre de forma rápida. Aún siendo inespecíficos, estos síntomas sirven para identificar la inmensa mayoría de los procesos infecciosos. Además, en los resfriados comunes o catarros de vías altas nos podemos encontrar con congestión nasal, secreciones oculares, tos y estornudos. En los cuadros respiratorios no infecciosos, es decir, fundamentalmente las alergias, no suele aparecer fiebre, pero pueden aparecer estos últimos síntomas que te he referido. Si se afectan las vías respiratorias bajas, habrá también dificultad respiratoria.

P. ¿Hay algo que te gustaría añadir sobre esta ardua tarea, según has comentado, de intentar diferenciar entre unas enfermedades y otras?

R. Efectivamente, siempre intentamos hacer esto. Clasificar, diferenciar, organizar… pero solemos olvidar que en Medicina, nada es blanco o negro. Quiero decir que nadie dice que no sea posible tener síntomas de alergia a la vez que una infección por covid-19 o que un catarro no puede pasarse a la vez que un coronavirus. Sí, ya sé que todo esto no es especialmente tranquilizador, pero la labor de los profesionales es informar de los hechos y ayudar a la población a tomar las decisiones que necesitan, de la forma más sensata posible. Eso es lo que intento. No tiene sentido quitarle hierro a este asunto o simplificarlo todo como si estuviéramos tratando con personas sin cerebro.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Leave a Reply