Abascal: “Pablo Casado no es de fiar”

Santiago Abascal pasa por delate de los escaños del PP (de izquierda a derecha, el secretario general Teodoro García, la portavoz Cuca Gamarra y el presidente Pablo Casado) durante el debate de la moción de censura.Santiago Abascal pasa por delate de los escaños del PP (de izquierda a derecha, el secretario general Teodoro García, la portavoz Cuca Gamarra y el presidente Pablo Casado) durante el debate de la moción de censura.EUROPA PRESS/E. Parra. POOL / Europa Press

“Pablo Casado no es de fiar”. Esa es la conclusión que Santiago Abascal ha sacado del varapalo que recibió el pasado jueves por parte del líder del PP en el debate sobre la moción de censura en el Congreso de los Diputados. El presidente de Vox, que mantenía una relación de amistad con Casado, se ha reconocido “dolido en el terreno personal”, tras haber sido “agredido con saña”, según sus palabras, por el líder del PP y ha respondido con un largo silencio a la pregunta de si será posible una reconciliación entre ambos.

En declaraciones al programa de Ana Rosa, de Tele 5, Abascal ha asegurado que no piensa llevar al terreno político su agravio personal y que no pondrá en peligro la estabilidad de las comunidades autónomas de Andalucía, Madrid y Murcia, donde los gobiernos de coalición entre PP y Ciudadanos fueron elegidos con el apoyo de Vox. En esta última, sin embargo, el partido ultra ha dejado de ser decisivo al expulsar a tres de sus cuatro diputados autonómicos.

Aunque ha asegurado que separa el terreno político del personal, sus juicios sobre el PP son aún más duros que los que hace sobre su líder. En su opinión, el PP “ya no es oposición” ni “alternativa al Gobierno social-comunista”, pues “ha roto los puentes con el único partido que podía ayudarle a serlo” y “se ha pasado con armas y bagajes al otro lado”. Este cambio de actitud, según el líder de Vox, se debe a que “el PP está acogotado por los casos de corrupción y quiere repartirse los jueces con el Partido Socialista para protegerse”.

Abascal ha hecho suya la teoría de la secretaria general de su grupo, Macarena Olona, quien sostiene que el PP se ha vendido “por 30 monedas” y que antes del debate de la moción de censura ya había pactado con el Gobierno la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Preguntado si no cree que Casado solo contestó a los insultos recibidos por parte de Vox, que le llamaba “derechita cobarde”, Abascal ha respondido que hace meses que no utiliza ese término. Y ha apostillado: “A partir de ahora, no le llamaré derechita, solo le llamaré cobarde”.

El líder de Vox ha confirmado que su grupo votará en contra de la declaración del estado de alarma cuando se tramite en el el Congreso y ha anunciado que, como ya hizo en la anterior oleada del coronavirus, recurrirá el decreto ante el Tribunal Constitucional por considerarlo “ilegal”.

Leave a Reply