El pulso Barça-Generalitat sostiene a Bartomeu

Josep Maria Bartomeu se sostiene en la presidencia del Barcelona. En el momento más crítico de su turbulenta gestión del club azulgrana, el líder de la directiva del Barça se aferra a su estrategia de ganar tiempo a la espera de que la Generalitat de Cataluña se prenuncie sobre el pedido de la junta a retrasar el referéndum del voto de censura. Después de regatear a la crisis deportiva, tras el enfrentamiento el pasado verano con Lionel Messi, saldar el último ejercicio con pérdidas de 97 millones y conservar así un cojín de 35 millones de ganancias acumuladas por la actual junta, el presidente resiste y no presenta su dimisión. “La Directiva esperará la respuesta de la Generalitat y nos volveremos a reunir. Estamos esperando que haya una respuesta de la Generalitat para saber si están las condiciones legales y sanitarias para celebrarlo el 1 y 2 de noviembre”, aseguró Bartomeu.

El plan de la junta de Bartomeu es celebrar elecciones el 20 y 21 de marzo del próximo año, cerrar su último ejercicio y dejar su cargo el 1 de julio de 2021, cuando oficialmente tomaría posesión el nuevo directivo. Se presentó este lunes el presupuesto para la temporada 2020-2021. “Aprobado el presupuesto 2020-21 pendiente de la aprobación de la Asamblea: 828 millones de euros, 200 menos de lo esperado. El beneficio final es de 1 millón de euros”, comentó el portavoz de la Junta, Josep Vives.

“Vivimos tiempos excepcionales con la Covid-19, que nos afecta a todos”, comentó Bartomeu. En esta situación excepcional por el coronavirus, sin público en el Camp Nou, se validaron 19.380 firmas sobre las 16.521 necesarias para el voto de censura. La primera traba que puso la junta fue presentar una denuncia en la Guardia Civil por falsificación de firmas. Después la directiva expuso que, una vez aplazada la asamblea de socios compromisarios (estaba prevista para el 25 de octubre), también se tendría que haber aplazado el referéndum, que, según los estatutos del club, una vez fueron validadas las firmas, el Barça tenía tiempo de celebrar hasta el 2 de noviembre.

“Queríamos hacer un voto descentralizado, porque hay dificultades de desplazamiento y porque cuando más socios voten el club será un ejemplo. La logística es compleja. La sorpresa es cuando el jueves nos confirman que tiene que ser el 1 y 2. Con tiempo insuficiente para realizarlo. Por eso pedimos el aplazo. Como no tenemos esos días hay que hacerlo en el Camp Nou”, dijo Bartomeu. La idea, es hacerlo el 1 y 2 de noviembre. Opción que no convence a Bartomeu. Primero, el Barça argumentó cuestiones logísticas para aplazarlo para después del 15 de noviembre. La Generalitat no vio impedimento alguno. El último pretexto del Barça fueron cuestiones sanitarias. El club tenía que repartir la jornada electoral en dos días y en 21 sedes para evitar aglomeraciones. Se habían propuesto, 13 en Cataluña y las otras en el resto de España, según la distribución geográfica de la mayoría de los socios. Pero la directiva no lo veía claro. “Pese al esfuerzo del club en el diseño de un proceso de descentralización de la votación, el retraso de una semana en el visado del protocolo, y el agravamiento de la situación, nos obligan a redefinir el plan y votar en una sola sede (nuestro estadio)”, expuso la Junta en una carta al presidente en funciones de la Generalitat, Pere Aragonés.

“A mí me interesa el club, independientemente de la junta, porque es la primera institución privada del país, y que las cosas se hagan bien. No deberíamos rebajar las medidas de seguridad de cara al socio del Barça porque tiene unas características específicas. Yo lo que pediría es que la medida de una sede va en contra de lo que plantea seguridad y que lo mejor sería no aglutinar la votación en una misma sede”, sostuvo Gerard Figueras, secretario general del deporte en Cataluña.

La Junta no tiene todavía la respuesta de la Generalitat. El Barça, en cualquier caso, debería convocar el referéndum este martes, con cinco días de margen respecto del 2 de noviembre. El balón está en el tejado del Gobierno Catalán.

Leave a Reply