35 años de Windows: así ha llegado a 7 de cada 10 ordenadores de sobremesa en el mundo

Pantallazo del Windows 1.0

Pantallazo
del
Windows
1.0
Wikimedia
Commons

Windows
es
el
sistema
operativo
para
PC

más
utilizado
del
mundo
.
Lo
tienen
instalado
siete
de
cada
10
ordenadores
de
sobremesa,

según
el
portal
Statcounter.

La
primera
versión
de
este
sistema
operativo,
que
se
llamaba
Windows
1.0,
llegó
al
mercado
el
20
de
noviembre
de
1985.
Pero
por
aquel
entonces,
hace
35
años,
el
sistema
no
era
ni
por
asomo
tan
popular
como
lo
es
hoy
en
día.
Tardaría
varios
años
en
alcanzar
el
éxito
y
llegar
a
los
ordenadores
de
millones
de
usuarios
de
todo
el
planeta.

“No
fue
el
primer
sistema
operativo
y
desde
luego
en
su
nacimiento
distaba
mucho
de
ser
el
mejor,
pero

ha
sido
una
pieza
esencial
para
llevar
los
ordenadores
de
algo
en
manos
de
muy
pocos
a
un
producto
que
usan
a
diario
centenares
de
millones
de
personas”,
afirma

César
Córcoles
,
profesor
de
los
Estudios
de
Informática,
Multimedia
y
Telecomunicación
de
la
Universitat
Oberta
de
Catalunya
(UOC).

El
sistema
operativo,
según
explica,
nació
como
una
respuesta
directa
a
la
amenaza
que
suponía
para
Microsoft
el
sistema
operativo
gráfico
de
Apple
—el
Mac
OS
clásico,
que
había
salido
al
mercado
en
1984—.
Córcoles
define
el
nacimiento
de
Windows
como
“un
parto
complicado”.
La
primera
presentación
fue
en
noviembre
de
1983.
Microsoft
dijo
que
saldría
al
mercado
en
1984.
Y
en
realidad
no
llegó
hasta
1985.
Por
aquel
entonces,
Windows
ni
siquiera
era
“un
verdadero
sistema
operativo,
sino
una
capa
gráfica
sobre
MS-DOS,
y
estaba
notablemente
por
detrás
de
Mac
OS
en
cuanto
a
funcionalidades
y
usabilidad”.

Esta
primera
versión
de
Windows
tenía
muchas
limitaciones.
“El
hecho
de
no
poder
superponer
ventanas,
por
ejemplo,
era
una
gran
carencia”,
cuenta
Gabriel
Marro,

d
irector
de
la
Escuela
de
Arquitectura
y
Tecnología
de
la
Universidad
San
Jorge
.
El
sistema
operativo
“no
tuvo
éxito
hasta
la
versión
3.0
(1990)
y
más
concretamente,
la
versión
3.1”:
“Fue
la
primera
realmente
funcional
y
completa,
acompañada
de
un
kit
para
desarrolladores
muy
evolucionado
que
permitía
crear
aplicaciones
avanzadas”.

Fernando
Suárez,
presidente
del

Consejo
de
Colegios
de
Ingeniería
Informática
,
considera
que,
además
de
la
versión
3.0,
el
otro
gran
punto
de
inflexión
fue
Windows
95.
Era
el
primer
sistema
operativo
de
Microsoft
basado
en
ventanas
y

supuso
el
debut
del
menú
inicio
y
de
la
barra
de
tareas
,
que
aún
a
día
de
hoy
siguen
utilizándose
en
millones
de
ordenadores
del
mundo
con
Windows
10,
la
última
versión
del
sistema
operativo
de
Microsoft.

Se
vendieron
siete
millones
de
copias
en
las
primeras
cinco
semanas

y
llegó
a
convertirse
en
el
sistema
operativo
más
utilizado
en
ordenadores
personales.

“En
esos
momentos,
en
los
años
90
y
principios
de
los
2000,
la
vía
para
acceder
a
la
informática
e
Internet
era
el
ordenador
personal
y
un
altísimo
porcentaje
de
usuarios
tenía
este
sistema
operativo.
Podríamos
decir
que
al
igual
que
hoy
muchos
usuarios
identifican
Internet
con
Google,
en
aquel
momento
Windows
era
el
sistema
operativo
universal
salvo
en
entornos
profesionales”,
sostiene
Suárez,
que
también
es
presidente
del

Colegio
Profesional
de
Ingeniería
en
Informática
de
Galicia
.

Entre
los
hitos
de
la
historia
de
Windows,

Enrique
Dans
,
profesor
de
Innovación
y

senior
advisor

de
Innovación
y
Transformación
Digital
de

IE
Business
School
,
también
menciona
Windows
XP.
Esta
versión
lanzada
en
2001
“fue
enormemente
exitosa
y
duró
mucho
más
tiempo
de
lo
que
la
compañía
quiso
nunca
que
durase”:
“De
hecho,
se
convirtió
en
el
mayor
competidor
de
muchas
de
las
siguientes
versiones
de
Windows”.

No
todo
ha
sido
un
camino
de
rosas

Pero
el
sistema
operativo
de
Microsoft
también
ha
pasado
por
momentos
complicados.
Para
Dans,
el
mayor
desastre
fue
seguramente
Windows
Vista,
lanzado
en
2007.
La
define
como
“una
versión
espantosamente
mala
en
todos
los
sentidos”.
“Muchos
usuarios
trataban
de
evitarla
permaneciendo
en
Windows
XP.

La
crítica
fue
espantosa
,
fue
calificada
como
lenta
y
peligrosa”,
cuenta
el
profesor.
Entre
los
puntos
débiles
de
Windows,
Dans
menciona
que
ha
sido
un
sistema
operativo
muy
poco
seguro,
lo
que
ha
obligado
al
“uso
prácticamente
universal
de
programas
antivirus”.

También
las
versiones
de
Windows
para
ARM
y

Windows
Phone

fueron
productos
que
pudieron
poner
fin
al
liderazgo
del
sistema
operativo,
según
Marro:
“No
funcionaron
bien
ni
dejaron
buen
sabor
de
boca
a
muchos
usuarios”.
En
el
mundo
de
los
dispositivos
móviles,
Microsoft
nunca
logró
una
cuota
significativa
con
la
que
hacer
frente
a
otros
sistemas
operativos
como
iOS
y
Android.
Marro
echa
en
falta
que
haya
otros
dispositivos
más
allá
del
ordenador
que
usen
Windows
y
permitan
crear
un
ecosistema
completo.

Hoy
en
día,
según
Córcoles,
los
sistemas
operativos
de
escritorio
—tanto
Windows
como
macOS
y,
en
menor
medida,
Linux—
van
muy
por
detrás
de
los
sistemas
operativos
para
dispositivos
móviles
en
cuanto
a
cuota
de
mercado.
“Pero
siguen
siendo
el
sistema
operativo

de
trabajo

para
centenares
de
millones
de
personas.
La
pandemia
ha
hecho
que
se
compren
muchísimos
más
ordenadores
en
lo
que
llevamos
de
2020
que
en
muchos
años”.
Las
ventas
mundiales
de
ordenadores
crecieron
un
14,6%
interanual
en
el
tercer
trimestre
de
2020,

según
IDC.

Los
acuerdos
con
fabricantes
que
implican
que
muchos
equipos
vengan
con
el
sistema
operativo
instalado
de
fábrica
es
una
palanca
que,
unida
a
la
facilidad
de
uso,
permite
a
Windows
mantener
una
posición
de
dominio,
según
destaca
Suárez.
Pero,
¿hacia
dónde
va
ahora
la
historia
de
Windows?
Apple
acaba
de
presentar
sus
primeros
ordenadores
con
los
procesadores
Apple
Silicon,

basados
en
la
arquitectura
ARM
y
diseñados
por
la
propia
tecnológica.

Córcoles
augura
que
este
lanzamiento
puede
suponer
un
punto
de
inflexión
que
haga
que
Apple
recupere
cuota
de
mercado
frente
a
Windows
y
se
anime
un
poco
el
mercado.
“En
cualquier
caso,
cada
vez
más
aplicaciones
se
están
convirtiendo
en
aplicaciones
web,
que
hacen
que
para
muchísimos
usuarios
el
sistema
operativo
sea
un
factor
menos
importante
a
la
hora
de
decidirse
por
comprar
un
ordenador
u
otro.
Quién
sabe,
quizá
el
año
que
viene
sea
el
año
de
Linux
en
el
escritorio…
O
no”,
concluye.

Puedes
seguir
a
EL
PAÍS
TECNOLOGÍA
RETINA
en

Facebook
,

Twitter
,

Instagram

o
suscribirte
aquí
a
nuestra

Newsletter
.

Leave a Reply