El Elche mete en un apuro al Levante

El
Elche
enciende
la
luz
roja
en
Orriols.
El
once
de
la
franja
verde
iguala
a
un
gol
en
el
Ciutat
de
València
y
bloquea
al
Levante
en
la
zona
baja
de
la
clasificación.
Cuarto
empate
a
uno
consecutivo
de
los
granota,
que
sólo
suman
una
victoria
en
nueve
jornadas.
El
sorprendente
y
meritorio
equipo
novato
de
Jorge
Almirón,
que
llegaba
con
bajas,
se
sacude
el
dominio
del
Levante
en
la
segunda
parte,
y
se
consolida
en
LaLiga
como
uno
de
los
mejores
visitantes.

Con
Roger
recién
llegado
después
de
estar
cerca
de
dos
semanas
confinado
tras
un
positivo
por
la
covid-19
,
Vukcevic
recuperado
tras
tres
semanas
de
lesión
y
Bardhi
fuera
de
combate
por
una
hernia
discal
aguda,
Paco
López
remendó
el
once
con
los
jóvenes
De
Frutos
y
Dani
Gómez,
dándole
la
posición
de
segundo
delantero
o
mediapunta
a
Gonzalo
Melero.
El
madrileño,
centrocampista
mixto
con
bastante
llegada,
se
divirtió
en
esa
posición
desde
muy
temprano.
Un
disparo
suyo
desde
la
frontal,
que
desvió
el
talón
de
Marcone,
obligó
al
flaco
Edgar
Badía
a
confirmar
que
es
un
buen
meta.
El
portero
ilicitano
se
estiró
y
despejó
a
córner
un
balón
envenenado.
Badía
no
pudo
detener
segundos
después
un
cabezazo
a
quemarropa
del
mismo
Gonzalo
Melero.
“No
nos
pueden
rematar
en
el
área
pequeña”
se
leyó
por
televisión
en
los
labios
del
portero.
Tenía
razón.
Campaña
puso
un
balón
en
el
corazón
del
área
chica
y
Melero,
zafándose
de
su
marca,
cabeceó
agachando
su
1′83
de
altura
para
ajustar
el
remate
y
embocar
después
de
que
Vezo
no
llegará.
Paco
López
saltó
en
el
banquillo.
La
pizarra
había
funcionado.
La
influencia
de
Melero,
intenso
en
la
presión,
en
la
ofensiva
granota
fue
total
hasta
que
salió
del
campo,
fundido
y
con
las
medias
bajas,
en
el
tramo
final.

En
la
portería
granota,
otro
buen
portero
como
Aitor
Fernández
voló
a
su
izquierda
en
el
minuto
36
para
palmear
a
córner
un
chutazo
de
Pere
Milla.
Jorge
Almirón
cambió
la
piel
del
Elche
y
pasó
a
defensa
de
cuatro
con
Marcone
bajando
a
recibir
en
la
‘salida
lavolpiana’,
pero
su
medular,
con
superioridad
de
efectivos,
no
pudo
discutirle
el
balón
a
Campaña
y
Malsa.
El
Levante,
desbocado
en
el
inicio,
ralentizó
su
frenesí
habitual
y
esperó
al
Elche
en
tres
cuartos,
juntando
líneas,
aunque,
a
la
mínima,
sus
laterales,
siempre
largos,
salían
disparados.
Vezo
y
Postigo,
los
dos
centrales,
estuvieron
más
arropados.

El
Elche,
que
echó
de
menos
a
Fidel,
fue
más
protagonista
en
el
arranque
de
la
segunda
mitad.
Raúl
Guti
y
Marcone
empezaron
a
dominar
el
juego
y
el
bloque
ilicitano
subió
la
línea
de
presión,
ocupando
muchos
minutos
campo
contrario.
El
empate
llegó
a
balón
parado.
Un
centro
magnífico
desde
la
izquierda
de
su
ataque
a
cargo
de
Josema
lo
remató
Morente
con
la
puntera
de
su
bota
derecha,
anticipándose
a
la
salida
de
Aitor,
tal
vez
cegado
por
el
sol.
El
meta
vasco
blocó
luego
un
cabezazo
de
Gonzalo
Melero.

El
once
de
la
franja
verde
acabó
el
partido
metido
en
su
área
y
cerrándole
los
espacios
al
Levante.
Paco
López
sacudió
su
once
con
los
cambios
pero
topó
con
Edgar
Badía
y
con
su
habitual
falta
de
acierto.

Leave a Reply