Un médico con una Super Bowl

Laurent
Duvernay-Tardif
contribuyó
desde
la
línea
ofensiva
a
que
los
Chiefs
de
Kansas
City
se
impusieran
a
los
49ers
de
San
Francisco
en
febrero
de
este
año
en
la
final
de
la

Super
Bowl.

Hace
unos
días,
el
Salón
de
la
Fama
de
la

NFL
(la
liga
de
fútbol
americano)

homenajeó
a
este
jugador
canadiense
de
29
años,
pero
por
sus
acciones
a
raíz
de
la
covid-19.
El
número
76
de
la
escuadra
rojiblanca
ha
servido
como
voluntario
en
un
centro
de
salud
quebequés
y
renunció
a
jugar
esta
temporada
por
los
riesgos
del

coronavirus
.

Varios
objetos
de
Laurent
Duvernay-Tardif
figuran
en
una
de
las
secciones
del
Salón
de
la
Fama
(ubicado
en
Canton,
Ohio).
En
vez
de
casco,
hombreras
y
un
balón
ovalado
rubricados
por
el
canadiense,
los
visitantes
tienen
a
la
vista
una
camiseta
de
enfermero,
una
bata
médica,
una
visera
protectora
y
una
mascarilla
utilizadas
por
el
jugador
en
sus
horas
de
voluntariado.
Duvernay-Tardif
agradeció
el
gesto:
“Acepto
este
honor
en
mi
nombre,
pero
también
en
nombre
de
todos
los
trabajadores
de
primera
línea
que
han
dedicado
sus
vidas
a
proteger
a
nuestras
comunidades”.

Duvernay-Tardif
puso
una
sola
condición
cuando
fue
fichado
por
Kansas
City
en
2014:
residir
varios
meses
en
Montreal
al
final
de
cada
temporada
para
terminar
sus
estudios
en
medicina
en
la
Universidad
McGill,
donde
jugó
en
la
liga
colegial
canadiense
de
2010
a
2013.
Los
concluyó
a
mediados
de
2018,
convirtiéndose
en
el
primer
jugador
de
la
NFL
en
obtener
un
diploma
en
esta
disciplina
durante
sus
años
en
activo;
todo
esto
sin
descuidar
sus
actuaciones
en
el
campo.
En
2017,
firmó
un
nuevo
contrato
con
Kansas
City:
cinco
años
a
cambio
de
42,3
millones
de
dólares
(unos
35,6
millones
de
euros).

Tras
la
victoria
el
pasado
febrero
en
la
Super
Bowl,
Laurent
Duvernay-Tardif
volvió
a
Montreal.
Fue
a
finales
de
marzo,
cuando
la
covid-19
comenzó
a
mostrar
su
letal
fuerza
en
Canadá,
especialmente
en
la
provincia
de
Quebec.
Pocas
semanas
después,
Duvernay-Tardif
decidió
presentarse
como
voluntario
en
un
centro
de
salud
de
la
región
de
Montérégie,
a
una
hora
de
la
metrópoli
quebequesa.

El
24
de
julio,
el
deportista
anunció
que
no
participaría
en
la
temporada
de
la
NFL
de
este
año.
“Estoy
convencido
de
que
el
equipo
médico
de
los
Chiefs
ha
puesto
en
marcha
un
sólido
plan
para
minimizar
los
riesgos
asociados
a
la
covid-19.
Sin
embargo,
los
riesgos
persisten
y,
como
futuro
profesional
de
la
salud,
no
puedo
permitirme
ser
un
vector
potencial
de
transmisión
en
nuestras
comunidades”,
indicó
el
jugador.
“Mi
experiencia
la
primavera
pasada
en
las
primeras
líneas
me
aportó
una
perspectiva
distinta
respecto
a
la
pandemia
y
a
la
presión
que
ejerce
sobre
la
sanidad.
Si
debo
estar
en
una
situación
que
implique
riesgos
importantes
será
tratando
a
los
pacientes”,
agregó.
</CW>

Como
resultado
de
esta
decisión,
Duvernay-Tardif
cobrará
esta
temporada
150.000
dólares
(unos
126.000
euros)
en
vez
de
los
millones
que
le
correspondían
por
el
contrato
firmado
en
2017,
una
diferencia
abismal.
El
canadiense
fue
el
primer
jugador
de
la
NFL
en
renunciar
a
la
temporada
por
la
covid-19.
El
jugador
colabora
en
el
centro
de
salud
dos
días
por
semana,
ya
que
el
resto
del
tiempo
lo
dedica
a
estudiar
a
distancia
en
la
Universidad
de
Harvard,
tanto
en
epidemiología
como
en
bioestadística.
Y
quiere
volver
a
jugar
la
próxima
temporada.

El
periodista
Adam
Teicher
describió
en
ESPN
a
este
médico
con
un
anillo
de
la
Super
Bowl
como
“el
hombre
más
interesante
de
la
NFL”.
Teicher
subrayaba
sus
cualidades
en
el
terreno
de
juego
y
su
pasión
por
la
medicina,
pero
también
ser
bilingüe
y
llevar
un
estilo
de
vida
marcado
por
la
sencillez.
De
hecho,
los
galeristas
de
Montreal
saben
que
una
de
las
pocas
excepciones
que
hace
con
la
chequera
es
cuando
suma
piezas
a
su
colección
de
arte
contemporáneo.
También
destina
tiempo
y
dinero
a
la
fundación
que
creó
en
la
ciudad
para
promover
la
actividad
física
entre
niños
y
jóvenes.

Leave a Reply