El Defensor del Pueblo pide el “cierre inmediato” del campamento de Arguineguín

El
Defensor
del
Pueblo
ha
remitido
un
escrito
al
Ministerio
de
Interior
en
el
que
le
requiere
el
“cierre
de
inmediato”
del
campamento
de
inmigrantes
instalado
desde
mediados
de
verano
el
muelle
de
Arguineguín,
según
han
confirmado
fuentes
del
organismo
que
lidera
Francisco
Fernández
Marugán.
El
documento
remitido
a
Interior
hay
dos
puntos
al
final
del
dossier
que
detallan
vulneraciones
de
derechos
fundamentales
y
por
los
que
el
departamento
exige
esta
clausura
urgente
de
esas
instalaciones,
según
ha
informado

la
cadena
SER
.

Fernández
Marugán
advierte
en
el
escrito
de
que
“se
está
poniendo
en
riesgo
la
integridad
física”
de
las
personas
hacinadas
en
el
puerto,
según
recoge
el
artículo
15
de
la
Constitución.
Los
técnicos
del
Defensor,
además,
han
constatado
que
se
vulnera
otro
artículo
de
la
Constitución,
el
17,
al
comprobar
en
su
inspección
que
había
personas
que
han
sobrepasado
las
72
horas
de
privación
libertad,
sin
ser
puestos
a
disposición
judicial
y
por
tanto
sin
ninguna
orden
que
lo
justificara.

Esta
petición
se
produce
después
de
que
un
equipo
del
Defensor
del
Pueblo

hiciera
por
sorpresa
el
pasado
día
16
una
visita

de
varias
horas
de
duración
al
campamento
del
muelle
de
Arguineguín,
en
Gran
Canaria,
junto
a
una
ronda
de
inspecciones
por
la
red
de
acogida
de
las
islas
para
comprobar
el
trato
que
reciben
los
inmigrantes
cuando
llegan
en
cayucos
o
pateras
a
Canarias.
A
la
vista
de
esta
inspección,
la
institución
ha
remitido
esta
petición
de
cierre
del
muelle
de
Arguineguín
porque
se
podrían
estar
vulnerando
derechos
fundamentales.

Este
es
un
informe
preliminar
que
ha
partido
de
una
actuación
de
oficio,
según
fuentes
internas.
El
departamento
de
Fernández
Marugán
sigue
preparando
el
informe
definitivo
de
los
técnicos.
Si
Interior
no
diese
debida
respuesta
al
requerimiento
del
Defensor
del
Pueblo
el
paso
siguiente
podría
ser
acudir
a
la
fiscalía
a
poner
conocimiento
de
estas
vulneraciones.

El
muelle
se
abrió
el
20
de
agosto
con
capacidad
teórica
de
400
personas
en
sus
más
de
3.800
metros
cuadrados.
Durante
varias
fases
ha
llegado
a
albergar
más
de
1.500
migrantes.
Con
la
apertura

del
campamento
de
Barranco
Seco

(a
las
afueras
de
Las
Palmas
de
Gran
Canaria)
la
cifra
de
ocupantes
ha
llegado
a
bajar
de
500,
si
bien
las
últimas
llegadas
han
vuelto
a
disparar
la
ocupación
hasta
las
más
de
1.000.
Numerosas
organizaciones
como
HRW,
CEAR
y
Amnistía
Internacional
han
reclamado
de
forma
reiterada
su
cierre
por
la
vulneración
de
derechos
humanos
contra
los
migrantes.

El
ministro
de
Inclusión,
Seguridad
Social
y
Migraciones,
José
Luis
Escrivá,
anunció
el
pasado
viernes
el

plan
Canarias
,

con
el
que
prevé
realojar
a
los
migrantes
en
centros
de
acogida
en
carpas
con
capacidad
para
7.000
personas
instaladas
en
media
docena
de
puntos
de
Gran
Canaria
Tenerife
y
Fuerteventura,
y
crear
una
red
estable
de
aproximadamente
6.500
plazas
a
lo
largo
de
2021.

Leave a Reply