El Constitucional estudiará si el Congreso vulneró la libertad de expresión de Álvarez de Toledo

El
Tribunal
Constitucional
ha
admitido
a
trámite
el
recurso
de
la
diputada
del
PP
Cayetana
Álvarez
de
Toledo
contra
la
decisión
de
la
presidenta
del
Congreso,
Meritxell
Batet,
de
retirar
del
Diario
de
Sesiones

la
expresión
“hijo
de
terrorista”
que
la
parlamentaria
popular
utilizó
para
referirse
al
vicepresidente
segundo
del
Gobierno,
Pablo
Iglesias
.
El
tribunal
acepta
el
recurso
de
amparo
de
la
exportavoz
popular
al
entender
que
tiene
“relevancia
constitucional”:
Álvarez
de
Toledo
sostiene
que
Batet
vulneró
su
derecho
fundamental
a
la
libertad
de
expresión
y
se
trata
de
un
supuesto
del
que
no
existen
precedentes.
La
admisión
del
recurso
implica
que
el
órgano
de
garantías
deberá
pronunciarse
en
una
sentencia.

Los
hechos
ocurrieron
el
27
de
mayo
de
2020,
cuando
Álvarez
de
Toledo
era
todavía
portavoz
del
grupo
parlamentario
popular.
Después
de
que
Iglesias
aludiera,
como
había
hecho
varias
veces
antes,
a
la
condición
de
marquesa
de
la
diputada,
esta
replicó:
“”Usted
es
el
hijo
de
un
terrorista.
A
esa
aristocracia
pertenece
usted,
a
la
del
crimen
político”.
Batet
reclamó
entonces
a
Álvarez
de
Toledo
que
retirara
esas
acusaciones
del
diario
de
sesiones,
pero
la
portavoz
popular
se
ha
negado,
alegando
que
el
padre
de
Iglesias
“era
militante
del
FRAP”
―Frente
Revolucionario
Antifascista
y
Patriótico,
grupo

de
la
izquierda
revolucionaria
española
que
practicó
el
terrorismo
al
final
de
la
dictadura

y
que
se
disolvió
a
la
muerte
de
Franco―”.
Finalmente,
Batet
ha
retirado
esas
palabras
entre
protestas
de
la
bancada
popular.
Tras
varios
días
de
polémica,
la
presidenta
de
la
Cámara
dejó
constancia
documental,
mediante
unos
corchetes,
de
que
en
ese
lugar
de
la
frase
reflejada
parcialmente
hubo
unos
conceptos
que
no
se
recogen.

La
Sala
Segunda
del
Constitucional
ha
considerado
que
es
relevante
estudiar
si
la
presidenta
de
la
Cámara
se
extralimitó
en
sus
facultades
para
la
dirección
de
los
debates.
La
petición
de
amparo
se
basaba
en
la
consideración
de
que
el
artículo
104.3
del
Reglamento
del
Congreso,
invocado
por
Meritxell
Batet
en
su
calidad
de
presidenta
del
Congreso,
se
remite
a
su
vez
al
103.1,
relativo
a
los
casos
en
que
se
“profirieren
palabras
o
vertieren
conceptos
ofensivos
al
decoro
de
la
Cámara
o
de
sus
miembros,
de
las
instituciones
del
Estado
o
de
cualquier
otra
persona
o
entidad”.

La
admisión
a
trámite
del
recurso
supone
que
el
Constitucional
analizará
si
Batet
aplicó
bien
dicho
reglamento,
para
lo
cual
tendrá
que
ponderar,
implícita
o
explícitamente,
dos
derechos.
Por
un
lado
el
de
libertad
de
expresión,
y
por
otro
el
derecho
al
honor,
ambos
susceptibles
de
protección,
en
relación
con
la
intervención
de
la
exportavoz
popular
en
el
Congreso
el
27
de
mayo.

Inicialmente,
el
PP
presentó
un
recurso
ante
la
Mesa
del
Congreso
contra
las
decisiones
de
Batet.
Pero
consideró
que
no
procedía
pedir
amparo
al
Constitucional.
Álvarez
de
Toledo,
en
cambio,
estimó
que
debía
hacerlo,
y
obtuvo
para
ello
el
respaldo
de
la
plataforma
Libres
e
Iguales,
que
recaudó
los
15.370
euros
que
costaba
interponer
el
recurso.
Una
nota
hecha
pública
por
varios
miembros
de
Libres
e
Iguales,
entre
ellos
Mario
Vargas
Llosa,
Francisco
Vázquez
y
Federico
Jiménez
Losantos,
explicaba
que
la
plataforma
asumía
el
coste
“dado
su
valor
moral
y
político”.

El
ponente
de
la
resolución
será
el
magistrado
Juan
Antonio
Xiol.
Se
trata
del
expresidente
de
la
Sala
Civil
del
Supremo,
que
tiene
muchas
sentencias
dictadas
en
materia
de
libertad
de
expresión,
en
algunas
de
las
cuales
se
planteaba
precisamente
la
ponderación
entre
este
derecho
y
el
de
la
protección
del
honor
personal.

Leave a Reply