El invierno trae un temporal de frío y lluvia que dejará las primeras nieves en zonas llanas

Como
un
reloj,
el
primer
temporal
invernal
de
la
temporada
acude
a
su
cita
con
el
cambio
de
estación.
Aunque
el
invierno
astronómico
no
llegará
hasta
el
21
de
diciembre
a
las
11.02
en
España,
el
meteorológico
comenzó
el
día
1,
justo
cuando
la
formación
de

una
borrasca
muy
profunda
en
Italia
hizo
que
los
vientos
giraran
al
norte

y
atrajeran
a
la
Península
una
masa
de
aire
muy
frío
de
latitudes
altas,
que
tumbará
las
temperaturas
y
dejará
las
primeras
nevadas
en
zonas
llanas
a
partir
del
jueves.
La
cota
de
nieve
se
situará
en
la
mitad
norte
entre
los
500
y
800
metros,
en
el
centro
en
800,
y
en
el
sur
entre
800
y
1.200
metros.
El
temporal
también
dejará
viento,
lluvias,
sobre
todo
en
el
norte,
y
fuerte
oleaje,
según

informa
la
Agencia
Estatal
de
Meteorología
(Aemet)
.
Aragón,
Baleares,
Cataluña
y
Comunidad
Valenciana

ya
se
encuentran
este
miércoles
en
alerta

por
viento
y
mala
mar
e
incluso
el
valle
de
Arán,
en
Lleida,
por
nevadas.

Rubén
del
Campo,
portavoz
de
Aemet,
adelanta
la
llegada
de
unos
días
de
ambiente
“bastante
desapacible”
por
un
“acusado”
descenso
térmico,
que
comienza
este
mismo
miércoles,
acompañado
de
viento
fuerte
de
componente
norte,
lo
que
hará
que
la
sensación
térmica
sea
menor.
Estos
días,
se
producirán
nevadas
abundantes
en
zonas
montañosas,
aunque
también
podrán
afectar
a
zonas
llanas
del
interior
de
la
mitad
norte,
mientras
que
el
temporal
marítimo
afectará
a
toda
la
costa.

Este
miércoles,
las
precipitaciones
estarán
acotadas
al
extremo
norte
peninsular
y
en
Baleares,
con
viento
fuerte
en
áreas
del
cuadrante
nordeste
peninsular
y
en
Baleares.
La
tarde
del
jueves
y
durante
el
viernes,
un
frente
muy
activo
asociado
a
la
profunda
borrasca
procedente
del
noroeste
recorrerá
la
Península
de
oeste
a
este
hasta
llegar
a
Baleares.
Tras
él,
llegará
toda
la
masa
de
aire
frío.
Dejará
lluvias
generalizadas
en
toda
la
Península
y
Baleares,
que
en
el
área
mediterránea
serán
menos
abundantes.

Las
temperaturas
diurnas
serán
bastante
bajas,
con
4ºC
como
mucho
el
viernes
en
Soria
y
5ºC
en
Ávila,
Burgos
y
Segovia.
Este
desplome
se
traducirá
en
una
cota
de
nieve
“relativamente
baja”
ya
el
jueves,
pero
sobre
todo
el
viernes.

El
jueves
y
el
viernes,
los
vientos,
fuertes
o
muy
fuertes,
soplarán
del
norte
y
del
noroeste
y
afectarán
especialmente
a
la
mitad
norte
y
al
área
mediterránea.
“Tendremos
también
mal
estado
de
la
mar,
asociado
a
esta
borrasca
tan
profunda
y
a
los
vientos
tan
intensos
que
genera”,
alerta
el
portavoz
de
Aemet.

De
cara
al
fin
de
semana,
España
seguirá
bajo
la
influencia
de
la
masa
de
aire
frío,
y
por
la
lluvia.
Las
lluvias
afectarán
especialmente
al
tercio
norte
de
la
Península
y
a
Baleares.
En
el
resto,
tendrán
un
carácter
intermitente
y
disperso
y
continuarán
las
nevadas
en
cotas
bajas
en
el
tercio
norte
peninsular.

Leave a Reply