La llegada de turistas se desplomó un 86% en octubre por la segunda ola de contagios

Una pareja pasa por delante de un restaurante en el puerto de Corralejo, en Fuerteventura, el 3 de octubre.

Una
pareja
pasa
por
delante
de
un
restaurante
en
el
puerto
de
Corralejo,
en
Fuerteventura,
el
3
de
octubre.
Santi
Burgos

Había
que
salvar
el
verano.

Ese
fue
el
intento
del
Gobierno
de
España
,
autonomías
y
empresas,
aunque
el
resultado
no
ha
sido
el
esperado.
En
julio
y
agosto
se
registró
una
tímida
recuperación
que
daba
un
pequeño
halo
de
esperanza,
pero
se

cortó
en
seco
en
septiembre
con
el
repunte
de
contagios
de
coronavirus

y
la
vuelta
de
las
restricciones
a
la
movilidad.
Y
octubre
ha
sido
la
confirmación
de
un
nuevo
descalabro,
según
los
datos
publicados
este
miércoles
por
el
Instituto
Nacional
de
Estadística
(INE).
En
el
décimo
mes
del
año,
que
tradicionalmente
recoge
los
últimos
frutos
de
los
viajes
estivales,
la
caída
en
la
llegada
de
turistas
ha
sido
del
86,6%:
visitaron
el
país
poco
más
de
un
millón
de
personas.
Por
la
parte
del
gasto
la
situación
también
es
poco
halagüeña,
ya
que
se
ha
anotado
un
hundimiento
del
89,6%:
en
octubre
se
ingresaron
apenas
861
millones
de
euros.

En
este
contexto,
el

sector
turístico
afronta
un
final
de
ejercicio
muy
complicado
.
En
la
mayor
parte
del
país
ya
se
da
por
perdido
2020,
aunque
Canarias
encara
ahora
su
temporada
alta
y
se
juega
mucho:
un
tercio
del
PIB
de
la
comunidad
y
cuatro
de
cada
diez
empleos
dependen
del
sector.
De
ahí
su
insistencia
en
la
creación
de
corredores
turísticos
con
los
principales
mercados
emisores
y
la

petición
de
que
se
permita
la
entrada
a
los
extranjeros
con
una
prueba
de
antígenos
y
no
solo
con
una
de
PCR

como
marca
hasta
ahora
el
Gobierno
de
España.

El
embate
del
coronavirus
está
siendo
abismal.
En
los
10
primeros
meses
del
año
la
caída
en
la
llegada
de
turistas
es
del
76%.
En
el
conjunto
del
ejercicio
han
visitado
España
17,8
millones
de
viajeros,
mientras
que
en
el
mismo
periodo
de
2019
fueron
74,5
millones.
Y
en
los
ingresos
el
desplome
es
incluso
algo
mayor,
del
77,3%:
18.576
millones
entre
enero
y
octubre
de
2020
frente
a
los
81.838
millones
de
un
año
antes.

La
caída
más
pronunciada
en
el
gasto
que
en
las
llegadas,
tanto
en
octubre
como
en
el
acumulado
del
año,
se
debe
a
una
bajada
considerable
en
el
desembolso
realizado
por
turista

y
a
la
proliferación
de
ofertas
.
En
octubre,
por
ejemplo,
el
gasto
medio
diario
por
cada
viajero
fue
de
105
euros,
un
34,5%
menos
que
en
el
mismo
mes
del
año
anterior.
Y
en
el
acumulado
de
2020
este
desembolso
fue
de
135
euros,
un
12,65%
por
debajo
al
del
mismo
periodo
de
2019.

Alemania
y
Reino
Unido,
en
mínimos

Lo
que
más
preocupa,
sobre
todo
en
Canarias
que
se
juega
en
los
próximos
meses
su
temporada
alta,
es
la
llegada
escasa
de
viajeros
de
los
dos
principales
caladeros
de
turistas:
Alemania
y
el
Reino
Unido.
Del
primero
solo
visitaron
España
durante
el
mes
de
octubre
82.509
turistas,
un
92,7%
menos
que
el
año
anterior.
Mientras
que
desde
Reino
Unido
viajaron
al
país
148.540
personas,
un
91%
menos
que
en
el
mismo
mes
de
2019.
Este
descalabro
de
los
dos
grandes
emisores
se
debe
principalmente
a
los
nuevos
confinamientos
en
dichos
países
y
a
las
advertencias
a
los
viajes
por
España
por
el
repunte
de
casos.

Casi
la
única
nota
que
se
puede
considerar
positiva
(más
bien
menos
negativa)
fue
la
llegada
de
turistas
franceses.
En
este
caso,
la
caída
fue
menos
acusada,
del
57,24%,
al
llegar
en
octubre
381.857
viajeros,
según
recoge
el
INE.
Esto
le
ha
hecho
ser
el
principal
país
emisor,
superando
al
Reino
Unido.
Un
mejor
desempeño
en
parte
provocado
por
la
cercanía
y
la
posibilidad
de
visitar
España
por
carretera,
no
solo
por
vía
aérea.
En
el
acumulado
del
año,
los
países
que
más
viajeros
aportaron
fueron
Francia
(más
de
3,6
millones
con
una
caída
del
63,6%),
Reino
Unido
(casi
3
millones
y
un
desplome
del
81,8%)
y
Alemania
(2,25
millones
de
turistas,
un
77,7%
menos).

Por
comunidades
autónomas
de
destino,
Cataluña
fue
la
que
más
visitantes
recibió
en
octubre
(230.580
turistas).
Le
siguió
la
Comunidad
Valenciana
(176.971)
y
Andalucía
(143.378).
Los
desplomes
más
acusados
por
regiones
se
registraron
en
Madrid
(-94,7%),
Baleares
(-93,1%)
y
Canarias
(-88%).

Leave a Reply