Casado, ante una larga travesía en la oposición frente a un Gobierno estable

El líder del PP, Pablo Casado, visita la Real Academia Española (RAE).

El
líder
del
PP,
Pablo
Casado,
visita
la
Real
Academia
Española
(RAE).
Servicio
Ilustrado
(Automático)
/
Europa
Press

“Abandonen
toda
esperanza.
Hay
Gobierno
para
muchos
años”.
La
portavoz
del
PSOE
en
el
Congreso,
Adriana
Lastra,
lanzó
este
jueves
ese
mensaje
cargado
de
intención
a
la
bancada
de
la
derecha
en
el
Congreso.

La
aprobación
de
los
Presupuestos

enterró
de
un
plumazo
las
expectativas
del
PP
de
que
el
Gobierno
pudiera
caer
arrasado
por
la
pandemia.
No
será
así,
y
Pablo
Casado
afronta
ahora
una
larga
travesía
en
la
oposición
hasta
las
próximas
elecciones.
El
PP
asume
que
el
Gobierno
tiene
una
mayoría
sólida
y
se
prepara
para
movilizar
las
calles.

El
PP
ha
asumido
que
hay
Gobierno
de
coalición
para
rato.
“Los
Presupuestos
aprobados
ayer
estarán
vigentes
hasta
el
1
de
enero
de
2024”,
ironiza
un
dirigente
popular
sobre
la
larga
vida
que
pueden
tener
las
cuentas
públicas.
El
principal
partido
de
la
oposición
reconoce
la
estabilidad
del
Ejecutivo
y
su
“sólido
apoyo
parlamentario”
gracias
“a
la
habilidad
que
han
demostrado
para
armar
esa
mayoría
de
aliados,
aunque
sea
impresentable”,
concede
este
dirigente.
El
escenario
es
claro:
el
Gobierno
no
solo
no
cae,
sino
que
es
estable,
y
el
PP
tiene
un
largo
camino
para
intentar
sustituirlo.

A
partir
de
esa
convicción,
los
populares
han
reajustado
su
estrategia,
emprendiendo
un
giro
al
centro
y
una
ruptura
con
Vox,
y
preparan
un
trabajo
de
movilización
en
la
calle
para
tratar
de
llegar
en
tres
años
a
La
Moncloa.
“Hay
que
tener
una
interlocución
privilegiada
con
sectores
de
la
sociedad
civil,
con
empresas,
perjudicados
por
el
Gobierno,
y
que
nos
vean
como
alternativa”,
reflexiona
un
dirigente.
Sin
embargo,
el
PP
no
está
solo
en
ese
propósito:
Vox
y
Ciudadanos
pugnan
por
su
mismo
electorado
y
la
división
de
la
derecha
en
tres
marcas,
que
les
impide
llegar
al
poder,
lleva
el
camino
de
cronificarse.

“Tenemos
que
convencer
a
los
votantes
de
que
solo
la
unificación
y
la
convivencia
bajo
un
mismo
paraguas
puede
dar
pie
a
que
el
centro
derecha
gobierne”,
insisten
en
la
cúpula
del
PP.
No
es
tarea
sencilla.
Desde
la
ruptura
con
Vox
en
la
moción
de
censura,
el
enfrentamiento
con
la
extrema
derecha
es
casi
diario,
y
provoca
algunos
vaivenes
en
el
giro
al
centro
del
PP.
Sobre
todo,
porque
hay
elecciones
a
la
vista
en
Cataluña
y
Vox
está
fuerte
en
las
encuestas.
Este
jueves,

la
portavoz
parlamentaria
del
PP,
Cuca
Gamarra,
recuperó
el
lenguaje
duro
contra
el
Gobierno
y
acusó
a
Pedro
Sánchez
de
“traicionar
a
España
y
a
los
españoles

por
haber
pactado
los
Presupuestos
generales
con
ERC
y
Bildu.
El
líder
del
PP
se
comparó
el
miércoles
con
las
oposiciones
de
Venezuela
y
Cuba
en
la
lucha
por
la
libertad
en
España,
que
ve
amenazada.

“Casado
tiene
que
hacer
lo
contrario
de
lo
que
ha
hecho
hasta
ahora.
Ha
estado
en
una
sucesión
de
carreras
de
100
metros.
Se
tiene
que
dar
cuenta
de
que
un
proyecto
se
construye
desde
la
solidez
y
la
serenidad”,
analiza
un
barón
autonómico,
que
apunta
dos
retos
para
el
líder
del
PP.
Uno,
interno,
“integrando
a
todo
el
mundo”.
La
dirección
ha
empezado
a
renovar
las
estructuras
del
partido
en
los
congresos
provinciales
y
hay
riesgo
de
que
aflore
la
tensión
de
las
primarias.
El
otro
reto
es
externo:
consolidar
la
alternativa
a
Sánchez
“presentando
un
proyecto
sólido
de
gestión
económica”,
señala
este
barón.
Los
desafíos
se
le
acumulan
al
líder
del
PP,
que
este
jueves
no
tuvo
su
mejor
día.
Casado
prefirió
visitar
la
RAE
en
vez
de
asistir
en
el
Congreso
al
día
dulce
del
presidente
socialista,

con
la
aprobación
de
unos
Presupuestos
que
le
conceden
tres
años
más
en
La
Moncloa.

Leave a Reply