La economía alemana se contrajo un 5% en 2020, el mayor retroceso desde la crisis financiera

El producto interior bruto (PIB) cayó en Alemania un 5% en 2020 por el impacto de la pandemia del coronavirus, el mayor retroceso desde 2009, en plena crisis financiera, cuando se redujo un 5,9%. Los datos son un adelanto de la cifra definitiva y han sido publicados este jueves por Detastis, la oficina federal de estadística alemana. El dato de la caída del PIB durante el año pasado es algo menor del pronosticado en diciembre por el Bundesbank, el banco central alemán, que anticipó un retroceso de la economía en 2020 un 5,5%. El presidente de Detastis, Georg Thiel, ha reconocido que la economía alemana se vio “seriamente afectada” por las consecuencias de la pandemia.

Las cuentas del motor económico europeo sufrieron el año pasado las consecuencias de la pandemia “en prácticamente todos los sectores”, tanto en los servicios como en el ámbito de la producción de bienes, ha precisado Destatis, especialmente en el comercio, el transporte y la hostelería. Mientras que el comercio online experimentó un crecimiento debido a las restrcicciones, los analistas alemanes han confirmado una caída “histórica” en el turismo.

El consumo privado cayó un 6% en el año, al igual que la inversión de las empresas en nuevos equipos, que también cayó bruscamente. En cuanto a la balanza de pagos, las exportaciones se hundieron casi un 10%, mientras que las importaciones cayeron un 8,6%, lo que evidencia que el gran superávit comercial de Alemania se ha venido abajo debido a la pandemia.

Los únicos datos positivos fueron el gasto del gobierno, que aumentó el consumo estatal en un 3,4%, y la construcción, donde la inversión aumentó un 1,5%. Sin embargo, este consumo público, unido a las contundentes medidas de rescate y estímulo de la economía, dispararon el déficit presupuestario alemán hasta los 158.200 millones de euros –el 4,8% del PIB–, incluyendo las cuentas de los estados federales, los municipios y la seguridad social. Este dato confronta con el superávit de Alemania de 2019 de 52.500 millones de euros, el 1,5% del PIB.

La contracción de 2020 también tuvo sus consecuencias negativas en el ámbito del empleo y acabó con 14 años consecutivos de crecimiento de la ocupación en el país: en 2020 se registró un 1,1% menos de personas con trabajo (477.000 menos que en 2019).

De cara a 2021, el Bundesbank pronostica que la economía alemana crecerá un 3% en y un 4,5 % en 2022.

Leave a Reply