Seat acuerda con los sindicatos un ERTE para 550 empleados hasta junio

Trabajador de Seat en la planta de Martorell (Barcelona).
Trabajador de Seat en la planta de Martorell (Barcelona).

La dirección de la firma automovilística Seat ha llegado este jueves a un acuerdo con los sindicatos para implementar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que afectará a 550 empleados, que quedarán suspendidos de empleo entre el 18 de enero y el 30 de junio. El expediente se debe a que la empresa está teniendo menos actividad por la falta de componentes electrónicos que ha provocado la pandemia de coronavirus. El ERTE será voluntario y la empresa complementará la prestación por desempleo hasta el 80% del salario.

Antes de las fiestas navideñas, Seat ya planteó la necesidad de aprobar un ERTE para hacer frente a la escasez de semiconductores. Este componente electrónico es clave para los chips integrados en los circuitos electrónicos de determinados vehículos, y no tener disponibilidad de estas piezas afecta a la fabricación de los modelos Seat Cupra León y el Cupra Formentor, que se fabrican en la línea de montaje 2 de la planta de Martorell. El expediente afectará a 400 personas en esta fábrica y a 150 en las instalaciones de Barcelona.

La falta de estos componentes tiene origen en la pandemia: con la llegada del coronavirus, los fabricantes de automóviles de todo el mundo tuvieron que hacer un parón en su producción, lo que impactó directamente en la industria que fabrica componentes para los vehículos. Algunos sectores de esta industria auxiliar optaron por redirigir sus productos a otros sectores, como fue el caso de los fabricantes de semiconductores, que durante el parón se reasignaron al sector de la electrónica del consumo. Sin embargo, la rápida recuperación del la automoción ha provocado que se revitalizara la demanda, con el consiguiente cuello de botella para los fabricantes de vehículos.

Es en este contexto que la planta de Seat se ve obligada a reducir la producción. El acuerdo de ERTE prevé que la empresa complemente la prestación de desempleo hasta el 80% del salario, y que ofrezca la posibilidad de hacer cursos de formación manteniendo el 100% de la remuneración. Otro punto del acuerdo es que durante el periodo del ERTE no habrá producción durante un máximo de 20 días en cada una de las líneas de la planta. Quedarán fuera del ERTE los mayores de 55 años y los profesionales con menos de un año de antigüedad que no tengan derecho a la prestación de desempleo.

La empresa prevé recuperar a lo largo de este año la producción perdida por esta circunstancia, tan pronto como el abastecimiento de estos componentes mejore.

Leave a Reply