Azores, saudade volcánica en el Atlántico Norte

El mayor atractivo de las Azores para un turista es que no viven del turismo. A diferencia de otras islas de la Macaronesia, ya sean españolas o portuguesas (Canarias, Madeira), aquí se sigue llevando una vida apegada a la tierra, igual que se ha vivido desde que arribaron las primeras naves portuguesas a mediados del siglo XV. De la agricultura y del mar, no de los macrocomplejos hoteleros. De hecho, en São Miguel, la isla principal y donde está la capital, la primera industria es la leche. Las Azores representan solo el 2,6% de la superficie total de Portugal, pero producen un tercio de la leche del país.

Cada isla, además, es un mundo. Nada que ver Pico y sus escarpadas laderas con la pequeña Flores. São Miguel, la de mayor superficie, es la isla verde, con suelos muy fecundos, soberbios cráteres aún reconocibles y la única plantación de té de Europa. Una isla perfecta para amantes del senderismo y la naturaleza. En este vídeo grabado en una reciente visita te cuento todo lo que no te puedes perder en São Miguel.

Leave a Reply