Transición Ecológica avisa de que estará atenta a la opa ya que Naturgy es estratégica

El Gobierno analizará con extremo cuidado la operación de compra Naturgy por parte del fondo australiano IFM antes de dar su veredicto. La oferta debe presentarse, con todos los detalles y objetivos, en Comercio y será este departamento y, especialmente, el de Transición Ecológica los que estudien si es merecedora de la autorización. “Vamos a estar muy pendientes y atentos porque Naturgy es una empresa muy relevante en el sistema energético español, sobre todo por estar en una actividad regulada”, han afirmado fuentes gubernamentales.

La operación de entrada en Naturgy anunciada el martes debe recibir el visto bueno del Consejo de Ministros para seguir adelante, ya que supera el 10% considerado como límite por el Ejecutivo y que estableció con motivo de la pandemia para evitar la entrada de capital no deseado en empresas esenciales. Pero antes debe someterse a un análisis por parte de los ministerios implicados, principalmente el de Industria y Comercio, ante el que se tiene que presentar la solicitud al ser una transacción internacional, y el de Transición Ecológica, que dirige la vicepresidenta cuarta, Teresa Ribera, que es el que tiene mucha tela que cortar al tratarse del mercado energético.

“Naturgy es una empresa relevante en el sector energético que hace actividades reguladas, además en régimen de monopolio en el sector de distribución de energía eléctrica. Y es un operador esencial y crítico en el sistema español, por lo que, al tener obligaciones de servicio público tenemos que estar muy atentos al desarrollo de la operación”, advierten las fuentes próximas a La Moncloa, que añaden que los ministerios no han sido informados, por lo que no pueden adelantar una opinión.

En ese sentido, el socio del PSOE en el Gobierno, Unidas Podemos, tomó posición el mismo martes que se conoció la opa y dijo que “un fondo extranjero no tiene entre sus prioridades el interés general”. Precisamente, si prospera la oferta de IFM por el 22,69% de Naturgy, se juntaría con otro 41% que está en manos de capital extranjero, los fondos GIP y CVC.

En todo caso, es una operación que no es extraña en el agitado sector energético, llamado a ser uno de los protagonistas más activos en el proceso de recuperación económica tanto en en el continente europeo como en España, donde el Gobierno ha puesto en marcha el Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia. La efectividad de la oferta estará también sujeta a las autorizaciones de organismos reguladores como la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Bolsa

La cotización de Naturgy tuvo ayer un comportamiento muy moderado en comparación con el día anterior. Frente a la subida de más del 15% del martes, el miércoles se quedó en una del 0,72% para llegar a 22,35 euros por acción. Todavía se sitúa por debajo de los 23 euros que ha ofrecido el fondo IFM Global Infraestructure por los 220 millones de acciones que completan el 22,69% del capital de la energética española, lo que supondría un desembolso de 5.060 millones de euros. El objetivo de IFM son los inversores institucionales y minoritarios de Naturgy, y no los fondos Rioja (integrado por CVC y la Corporación Financiera Alba de Banca March) y GIP, que tienen el 20,7% y el 20,4%, ni el principal accionista, Criteria (24,8%), que ha asegurado que no ha llegado a ningún acuerdo con el fondo australiano.

Mientras tanto, la oferta de IFM está siendo considerada por las firmas de analistas. En ese sentido, Bank of America subraya el atractivo de Naturgy y ha elevado el precio objetivo de 23 euros por acción ofrecido por IFM un 29,3% hasta los 28,7 euros. En un informe difundido ayer, la entidad considera que la oferta de IFM podría incluso “impulsar a los inversores a reevaluar” su posición sobre la energética después de un 2020 difícil.

Bank of America valora que Naturgy cuenta en su balance con una capacidad de 5.000 millones, tras la venta del negocio de redes eléctricas en Chile y el acuerdo con Eni para salir de Egipto, y destaca también el reciente desembarco del grupo en las energías renovables en Estados Unidos. No obstante, señala que la oferta de IFM podría hacer que el free float (capital libre) de Naturgy, que con la oferta actual se queda en el 9%, se reduzca todavía mucho más.

Leave a Reply