Adiós a las carreras de tres años y vacaciones escolares en Fallas

La semana informativa sin duda se ha visto marcada por el borrador del decreto de Ordenación de las Enseñanzas Oficiales en el Sistema Universitario Español, al que ha tenido acceso EL PAÍS y con el que pone fin a la conocida como “guerra del 3+2” (tres años de carrera y dos de máster). El Ministerio de Universidades considera que son unos estudios demasiado profesionalizantes que no responden al carácter generalista que tienen que tener los grados.

En España, el 18% de las universidades (15 de 81) ofertan grados de tres años. Estos copan una veintena de las 360 carreras diferentes que se imparten en el país, aunque proporcionalmente son un porcentaje muy residual del total de títulos expedidos (no llegan a 30 de un total de 3.008). Pero una vía que un puñado de universidades estaban explorando. Los estudiantes catalanes, donde se concentran la mayoría de las carreras, han lamentado la noticia:“Es una forma de acelerar la etapa universitaria”. Mientras algunos expertos se quejan de que se descarten estos estudios cortos antes de comprobarse con la auditoría de los cinco años si funcionan o no.

Por otra parte, la pandemia sigue ocupando parte de nuestro tiempo. Los sindicatos de enseñanza y las asociaciones de padres y madres rechazaron el pasado jueves en el consejo escolar municipal la propuesta planteada por la Generalitat y el Ayuntamiento para anular los festivos previstosy que los días 16, 17 y 18 de marzo fueran lectivos. Al tiempo que Unicef ha pedido a México que reabra las escuelas en las regiones donde han bajado los contagios por covid-19. Los colegios privados mexicanos se han adelantado en la medida pero sin demasiado seguimiento. Su presidente López Obradorse ha comprometido a la reapertura después de Semana Santa.

 

En esta semana hemos publicado muchas tribunas. Mariano Jabonero Blanco, secretario general de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), plantea que el sistema educativo no podrá afrontar sus retos a menos que apueste por el uso de la tecnología; mientras Carlos Andradas, exrector de la Universidad Complutense, analiza el papel de las privadas en el mapa de la educación superior español, y la rectora Eva Alcón, de la Universidad Jaume I, afirma que todavía los campus esconden importantesbrechas de género que corregir y techos de cristal que romper.

En paralelo dos profesores de la Universidad de La Laguna alertan sobre las primeras bajas de programas de doctorado de aquellos jóvenes investigadores que han tenido dificultades a la hora de reprogramar el desarrollo de su trabajo y, por tanto, la finalización de sus tesis doctorales.

Leave a Reply