La cerveza se vuelve ‘verde’

Planta de Heineken en Jaén.
Planta de Heineken en Jaén.José Manuel Pedrosa

La cerveza más verde se produce ya desde el territorio más sostenible, el que forma un bosque con casi 70 millones de olivos. Un binomio que ha alumbrado la que es la primera planta cervecera del país, y la más grande de Europa, que funciona en exclusiva con energías renovables y con emisiones cero. Esta cervecera sostenible que ha puesto en marcha la multinacional Heineken en su centro de La Imora, en Jaén, incorpora también una nueva planta de biomasa que convierte los restos de poda de olivar en energía térmica renovable. En concreto, serán unas 6.000 toneladas de residuos de poda al año que aportarán agricultores locales a cambio de una prima.

La energía térmica de esa planta de biomasa proporciona el 70% de la energía necesaria para elaborar cerveza. Una fábrica que genera 12.600 megavatios hora de energía renovable con un sistema alternativo de producción de vapor industrial ecológico, sostenible y beneficioso para el entorno. El 30% restante es energía eléctrica que procede de la planta fotovoltaica inaugurada el pasado mes de septiembre en El Andévalo (Huelva) de la mano de Iberdrola. El resultado de esta apuesta por las renovables es, en primera instancia, evitar la emisión a la atmósfera de 2.500 toneladas de CO2 al año, lo que equivale al consumo medio de 2.500 hogares. “El concepto de economía circular cobra especial relevancia en esta fábrica que genera energía verde, aprovechando los restos de poda del olivar y aportando un ingreso extra para los agricultores de la zona”, destaca la directora de Relaciones Corporativas de Heineken en España, Carmen Ponce.

Se trata del primer acuerdo de este tipo que Heineken firma en Europa. En los últimos tres años, ha invertido 6,4 millones para aumentar la eficiencia y capacidad de envasado de la fábrica jiennense, además de desarrollar un programa de ahorro energético y de agua. Toda el agua que se utiliza para elaborar cervezas en la fábrica de Jaén se devuelve ya a la naturaleza gracias a acciones de compensación hídrica como la que se lleva a cabo en el entorno de Doñana. El proyecto verde de la planta de Jaén ha sido desarrollado junto a Biosteam, especialista nacional en la gestión de residuos agrícolas y forestales y su transformación en biomasa, como un Thermal Purchase Agreement de larga duración para los próximos 12 años.

“Jaén supone un gran paso en nuestra apuesta por la sostenibilidad y en nuestra ambición por ser la cervecera más verde, un camino en el que llevamos años trabajando para elaborar cervezas que le gusten a todo el mundo”, indica Guillaume Duverdier, presidente de Heineken España. En su opinión, este proyecto les acerca a su compromiso de elaborar todas sus marcas de cervezas con cero emisiones antes de 2025. La ministra de Industria, Reyes Maroto, que estuvo presente en la inauguración, resaltó que la planta de Jaén “es un ejemplo del espíritu con el que nace el Next Generation y el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que basa sus pilares en la transición ecológica, la transformación digital y la cohesión social y territorial”. Con todo, los fondos específicos de esta acción, de 1,4 millones, se han financiado al margen de esos planes de ayuda.

Leave a Reply