Andalucía aprueba un plan de estímulo a las empresas para que mantengan el empleo

Nuria López, secretaria general de CC OO Andalucía, Juan Marín, vicepresidente de la Junta, el presidente Juan Manuel Moreno, Javier González de Lara, presidente de la CEA, y Carmen Castilla, secretaria general de UGT.
Nuria López, secretaria general de CC OO Andalucía, Juan Marín, vicepresidente de la Junta, el presidente Juan Manuel Moreno, Javier González de Lara, presidente de la CEA, y Carmen Castilla, secretaria general de UGT.JUNTA DE ANDALUCÍA / Europa Press

El Gobierno andaluz de coalición de PP y Ciudadanos inyectará 732 millones en ayudas directas al mantenimiento del empleo y la actividad económica. Después de trabajar sobre 22 borradores y tras unas 50 horas de negociación, las secretarias generales de CC OO, Nuria López, y de UGT en Andalucía, Carmen Castilla, y el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Javier González de Lara, han firmado este lunes un acuerdo con el presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, en el que además está prevista la contratación de 1.700 personas en la Administración para agilizar todos los trámites que acarrearán estas ayudas y la gestión de los fondos europeos en los próximos años.

El acuerdo supone un importante balón de oxígeno político para el Ejecutivo que preside Juan Manuel Moreno (PP), quien la semana pasada tuvo que incluir una adenda al pacto alcanzado con Ciudadanos, a principios de la legislatura, para blindar la coalición, a raíz de la presentación de las mociones de censura en Murcia y Castilla y León, y el adelanto electoral en la Comunidad de Madrid. Se comprometió a no aceptar cargos de Cs en sus filas, después de la marcha de dirigentes del partido de Inés Arrimadas al PP. Para Moreno, el acuerdo tripartito con sindicatos y patronal supone la plasmación de una “vía andaluza” de gestión política basada en el diálogo “sin trincheras ideológicas”.

El 80% de los 732,4 millones de euros va destinado al mantenimiento de los puestos de trabajo y a evitar despidos. Para el sostenimiento del empleo asalariado figura una partida global de 270 millones, a razón de 505 euros por trabajador durante cuatro meses en las empresas más castigadas por la pandemia. La subvención se aplicará a las empresas entre uno y cinco trabajadores que mantengan el 65% del empleo en el momento de solicitar la subvención y del 75%, en las de seis a 20 trabajadores.

En el caso de los autónomos del sector del taxi y de centros de peluquería y estética, hay una partida de 88,6 millones en la que se prevén ayudas de mil euros. Las pymes del comercio y la hostelería que acrediten no haber estado en crisis en 2019, el ejercicio anterior de la pandemia, y una caída de ventas en 2020 de al menos un 20% sobre el año anterior recibirán 3.000 euros. El montante total de esta subvención es de 86,3 millones. Con el mismo criterio se repartirán las ayudas a los gimnasios (14,2 millones) y del sector del transporte público discrecional (6,8 millones y 1.700 euros por licencia). Para el ocio nocturno, infantil y parques ocio se habilitan 9,4 millones, con ayudas mínimas de 4.000 euros. Una cifra inferior, cuatro millones, se destinarán al mantenimiento de la actividad durante cuatro meses del sector cultural.

En el sector turístico se establecen varias líneas de ayudas. Los establecimientos hoteleros percibirán 200 euros por cada una de sus plazas, lo que supondrá entre 3.000 y 160.000 euros, con una subvención global de 60 millones. Los apartamentos turísticos y casas rurales recibirán 80 euros por plaza (18 millones en total), mientras que los campings y complejos rurales dispondrán de una partida específica de 3,8 millones. En este ámbito también se han incluido a los guías turísticos (3.000 euros por persona habilitada) y las escuelas de español para extranjeros (4.000 euros a cada una de ellas).

Otros 107 millones se destinarán a combatir la pobreza y la exclusión social. Los trabajadores que estuvieron en ERTE en los meses de marzo y abril de 2020, los más duros de la pandemia, recibirán un pago único de 210 euros. CC OO estima que de esta medida se pueden beneficiar alrededor de 330.000 trabajadores. La misma cantidad está prevista para los fijos discontinuos. Un total de 30 millones se destinarán a familias unipersonales o con menos a cargo en riesgo de exclusión social.

El Gobierno andaluz también se compromete a contratar a 80 personas para la gestión de los expedientes de la renta mínima de inserción social en Andalucía que, finalmente, será compatible con el Ingreso Mínimo Vital del Estado. Un total de 40,4 millones se contempla para la contratación de 1.700 personas en la Administración de la Junta en las ocho provincias. No serán contratos exprés, como ha ocurrido anteriormente, algunos de los cuales han sido tumbados por los jueces.

Para la secretaria general de CC OO, Nuria López, este acuerdo es el más concreto que han firmado nunca los sindicatos con la Junta de Andalucía. “Vamos a ser muy exigentes en su cumplimiento, pero supone un paso importante para los trabajadores y los que peor lo están pasando”, ha asegurado. Carmen Castilla (UGT) destacó que el pacto “tiene mayor trascendencia de lo que parece”, al tiempo que celebró que el Gobierno pasara de las palabras “a los hechos” y “volviera a la senda del diálogo social”. El presidente de la CEA, Javier González de Lara, reconoció que el pacto no es una fórmula mágica que salvará el futuro de todas las empresas y se felicitó tanto por la firma como por que los socios del Gobierno andaluz hayan renovado sus votos de estabilidad. Lo firmado se irá tramitando en las próximas semanas mediante decretos leyes. La idea es que las ayudas entren en vigor a finales de abril.

Leave a Reply