El taller de los ‘accidentes fantasma’

La Policía Nacional ha detenido a 17 personas en Málaga que supuestamente simulaban accidentes de tráfico para cobrar indemnizaciones de las aseguradoras. Todos son familiares y allegados y el importe de su estafa, que ha afectado a tres compañías de seguros, asciende a 17.000 euros.

La investigación para desarticular la trama se inició cuando dos detectives se pusieron en contacto con la Policía Nacional. Habían sido contratados por una aseguradora y tenían entre manos un accidente, ocurrido en otoño de 2020, que no les cuadraba. A los agentes del Grupo II de Delitos Económicos tampoco, así que empezaron con las pesquisas. Tuvieron suerte: al poco de comenzar su trabajo una persona les facilitó un vídeo que ha sido clave en el caso.

En las imágenes se veía al empleado de un taller ubicado en Cártama (Málaga) al volante de un coche con el que golpeaba, en repetidas ocasiones, a otro. Lo hacía frente al negocio donde trabajaba. “Cuando quien graba el vídeo le llama la atención, le manifiesta que él organiza accidentes de tráfico”, cuentan fuentes de la investigación. De hecho, medía bien la intensidad de los porrazos y los lugares que debían ser señalados para que coincidieran con el supuesto accidente del que iba a dar parte.

El trabajador contaba con el apoyo de otra persona. Ambos eran los responsables de organizar supuestos accidentes, aunque el primero era el que utilizaba su conocimiento para abollar los coches de manera creíble para el seguro. Él mismo confeccionaba también los partes amistosos sin presencia policial —los incidentes siempre ocurrían en festivo, lugares pocos concurridos y con muchos ocupantes—. Luego llamaba al perito para que lo revisara para, después, arreglar él mismo los desperfectos.

Mientras, los falsos viajeros acudían a un centro hospitalario para obtener certificados de lesiones. La investigación determinó que las heridas que presentaban “eran incompatibles con los siniestros” denunciados. “Todo denotaba una especialización encaminada al aseguramiento de mayores indemnizaciones y, por lo tanto, más posibilidades de éxito”, subrayó ayer la Comisaría Provincial de Málaga. Los arrestados, españoles de entre 18 y 58 años, están imputados por estafa, falsedad documental y pertenencia a grupo criminal.

Leave a Reply