Joan Laporta despide a Patrick Kluivert

Messi recibió de Kluivert el trofeo al mejor jugador del mes de marzo de LaLiga.
Messi recibió de Kluivert el trofeo al mejor jugador del mes de marzo de LaLiga.RODOLFO MOLINA

Ya lo advirtió en el acto de la toma de posesión de la presidencia. “He venido para mandar, no para poner excusas”, expresó Joan Laporta como nuevo presidente del Barcelona. Diez días más tarde, ha decidido dar un nuevo viraje en la política de la cantera, pues Patrick Kluivert no seguirá como director del fútbol formativo cuando acabe la temporada. Del mismo modo, también renovará las áreas de deportes profesionales y la de los servicios jurídicos, toda vez que sí ha despedido de forma fulminante a los directivos Albert Soler y Román Gómez Pontí.

La llegada de Kluivert -exdelantero azulgrana de 1998 a 2004- al organigrama técnico del Barça en 2019 fue rocambolesca. Todo empezó con la idea del exdirectivo Xavier Vilajoana de unificar los criterios y desdibujar la división que existía entre el fútbol formativo (entonces dirigido por Amor y Bakero) y profesional (Pep Segura). Entonces, se decidió nombrar a un nuevo director de fútbol formativo, por más que desde la junta se persistía en la misma idea… “Hay que poner a alguien mediático”, obligaban. Y aunque Vilajoana tenía otros candidatos, de los tres que le propusieron el mejor era Kluivert. Entre otras cosas porque venía de ejercer en la dirección deportiva del PSG. “Su punto fuerte es la experiencia y también la ascendencia que tenía sobre los padres de los niños. Eso y que creía en el modelo”, cuenta un trabajador de la ciudad deportiva; “pero también tenía desconocimiento de cómo funcionaba el Barça. Y, como la mayoría de los cracks, pues tampoco se pegaba el día en el club trabajando…”. Aunque sí que formalizó las renovaciones de las nuevas generaciones que están por llegar, como Gavi, Ilias y Alarcón.

Kluivert acabará el curso y después será relevado por José Ramón Alexanco, que ya ejerció el cargo de 2005 a 2010, precisamente con Laporta en la presidencia (empezó en 2006). El que se irá de inmediato, sin embargo, será Albert Soler, que llegó en 2014 como director de las relaciones institucionales y pasó a ser responsable de los deportes profesionales. Lo mismo le sucede a Gómez Pontí, que dirigió los servicios jurídicos del club y que quedó señalado tras la explosión del Barçagate. El director general Òscar Grau ocupará temporalmente el lugar de Soler, mientras que Cristina Belloque se encargará de forma interina del área jurídica.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Leave a Reply