La dirección del PP renueva su ejecutiva tras el fiasco del 14-F

La dirección del Partido Popular en Cataluña ha renovado y reestructurado este lunes su ejecutiva con nuevos nombramientos tras el fiasco del 14-F en el que solo logró tres diputados y perdió 76.000 votos y un escaño. Desbordado por Vox y superado por Ciudadanos, la apuesta del presidente Alejandro Fernández de situar como número dos y tres de la lista a dos candidatas procedentes de otras fuerzas no funcionó. El exdiputado Santi Rodríguez ha sido nombrado secretario general.

Fernández anunció pocos días después de las elecciones, en una intenso comité de dirección, en el que recibió críticas a su gestión en la campaña, que se disponía a reforzar la ejecutiva. Los nombramientos realizados son tres: Rodríguez, un hombre de consenso entre todas las familias del partido, portavoz del grupo en el Parlament la última legislatura, volverá a ocupar la secretaría general, ahora vacante. Paralelamente, se han nombrado a dos coordinadores generales: Llanos de Luna, diputada en el Congreso y exdelegada del Gobierno se encargarán de la acción política y Juan Milián de estrategia política y comunicación. Tanto Rodríguez como De Luna ya eran miembros de la ejecutiva.

Con los tres nombramientos, el PP intenta enderezar el rumbo que está sumido en una profunda crisis desde 2017. Las encuestas vaticinaban que frenaría su tendencia a la baja pero fue al revés y registró peores resultados que hace cuatro años. La cúpula admite que la irrupción del caso Bárcenas, en medio de la campaña, le perjudicó enormemente. Fernández, que contó en toda la precampaña con la presencia de Pablo Casado, admitió que el PP no fue capaz de movilizar al electorado constitucionalista como si lo hizo, por ejemplo, el PSC. Vox al final acabó superando ampliamente tanto a Ciudadanos como a los populares. Los fichajes de Lorena Roldán, exportavoz de Ciudadanos, y de Eva Parera, concejal de Barcelona pel Canvi, no le dieron al PP los resultados esperados. Las dos políticas lograron el escaño y se quedaron a las puertas de la Cámara candidatos con largos años de afiliación en el PP.

Los cambios persiguen implantar territorialmente la formación y mejorar su comunicación

La designación de Rodríguez, De Luna y Millán concede protagonismo a militantes con una larga trayectoria y persigue reforzar la implantación en el territorio y la estrategia de comunicación. Rodríguez asumirá un puesto clave que dejó vacante Dani Serrano días antes de arrancar la campaña. Dimitió al trascender que el Tribunal Superior de Justicia le investigaba por un caso de agresión sexual denunciado por una militante. Serrano lo negó y lo achacó a un intento de extorsión. Su marcha dejó la campaña de los populares sin su director.

Milián, que fue diputado del Parlament entre 2012 y 2015, se encargará de coordinar el área de comunicación. El PP relevó de cargo y expedientó a Albert Fernández Saltiveri, vicesecretario de comunicación, el pasado día 6 al trascender una denuncia de malos tratos presentada contra él por Irene Pardo, su expareja y presidenta de Nuevas Generaciones. La denuncia iba acompañada de un informe médico con lesiones. Saltiveri dijo no tener constancia y que, en todo caso, es falsa.

Leave a Reply