Casado liga su futuro al de Ayuso y confía en que su victoria le impulse hacia La Moncloa

Pablo Casado quiere hacerse partícipe de la pujanza de Isabel Díaz Ayuso y utilizar su probable victoria en las elecciones de Madrid como trampolín para llegar a La Moncloa. El líder del PP ha compartido este miércoles con la presidenta madrileña el acto de presentación de su candidatura para el 4 de mayo, y en su discurso ha confiado en que “la historia se repetirá” y él podrá apoyarse en ella para alcanzar el Gobierno. “La victoria de Alberto Ruiz Gallardón en el 95 fue fundamental para que José María Aznar fuera presidente en el 96, igual que la de Alberto Núñez Feijóo en 2009 lo fue para que Mariano Rajoy ganara en el 2011″, ha recordado Casado, antes de proclamar: “Y la victoria de Ayuso va a ser la clave para que yo llegue a ser presidente del Gobierno”. El presidente popular ha pedido una mayoría amplia en Madrid para una Administración “con las manos libres”, sin depender de Vox o Ciudadanos.

Casado ha repetido dos veces el mensaje de que el posible triunfo de Ayuso será “clave” para su futuro como líder del PP, uniendo ambos caminos. El liderazgo al alza de la candidata del PP en Madrid se presenta en la dirección nacional como una ventaja para Casado y, a pesar de las tensiones entre sus equipos por la campaña, ambos han querido demostrar este miércoles su cercanía y unidad. Fuentes próximas al líder recuerdan que ella logra agrupar todo el voto de la derecha en Madrid, pero él lo tiene más difícil porque tiene que conseguir que le voten en toda España electorados diversos.

El PP concurre al 4 de mayo eufórico por las expectativas electorales de Ayuso. Tanto es así que el temor en el partido en estos momentos es que pueda morir de éxito si se come electoralmente a sus rivales de Ciudadanos y Vox. Si estos se quedaran fuera de la Asamblea porque no alcanzan el 5% de los votos, Ayuso podría encontrarse con que no tiene en quién apoyarse para gobernar, lo que le daría una oportunidad a la izquierda. Casado ha pedido este miércoles una mayoría amplia para que el PP gobierne sin tener “que estar parando la rueda” por las peticiones de otros partidos. El PP quiere que Vox aguante por encima del 5%, mientras que su propósito sí es absorber en las urnas a su exsocio de Gobierno, Ciudadanos, y por eso el exdirigente de ese partido, Toni Cantó, va en el quinto puesto de la lista de Ayuso. La candidata ha avisado este miércoles de que Cantó “no será el último” de Ciudadanos que se incorporará al PP.

En el acto, celebrado al aire libre en el Auditorio del Parque Lineal del Manzanares, Ayuso ha defendido la incorporación de Cantó a su lista, aunque su fichaje provocó un choque de la candidata con la dirección nacional. El exlíder de Ciudadanos a la Comunidad Valenciana “es un activo valenciano muy especial”, lo ha definido Ayuso, y “defiende con pasión sus ideas”. Casado también ha reivindicado el ejemplo de Cantó como parte de su proyecto de reunificación del centro derecha. “Te digo una cosa, Toni”, le ha dicho al fichaje estrella, sentado unas filas más atrás, “este partido es la suma de muchos: aquí también acabó el CDS, y la UCD. Y en este partido no preguntamos a nadie de dónde viene, sino a dónde quiere ir”. Cantó se ha llevado un aplauso de los presentes, pero no ha intervenido en el acto, en el que han hablado cinco oradores.

Ayuso ha sacado pecho de su equipo, con especial énfasis en su número dos en la lista, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, y ha defendido que “los madrileños quieren ser libres, no quieren que nadie les trate como ganado”. En el entorno de la candidata explican que la campaña ya les ha sobrepasado por las iniciativas privadas de apoyo en la hostelería, que no controlan, y aunque esperan que el Gobierno haga algún movimiento que les dificulte las cosas en el largo mes hasta las elecciones, sus sensaciones son muy optimistas. “Yo con Ayuso”, dice el lema elegido por el PP para una campaña personalista de la candidata, cuyo impulso Casado tratará de aprovechar.

Leave a Reply