Munir ya marca con Marruecos

Munir, con el 10, antes de medirse a Burundi.
Munir, con el 10, antes de medirse a Burundi.Web oficial de la selección de Marruecos.

Recibió el balón en el vértice derecho del área grande y como el control orientado se le marchó un poco largo, Munir El Haddadi (Madrid; 25 años) se inventó un disparo con la pierna derecha -es zurdo cerrado- que pilló por sorpresa al portero de Burundi y que nada pudo hacer hasta recoger la pelota del fondo de la red. El delantero del Sevilla festejó el único gol del encuentro con un beso al escudo de Marruecos [su padre nació en Tánger], la segunda selección absoluta que defiende después de estrenarse en 2014 a las órdenes de Vicente del Bosque. Un hecho único que sienta el precedente definitivo.

Con 19 años recién cumplidos, Munir recibió la llamada de la selección española y el delantero aceptó el reto de suplir ante Macedonia al lesionado Diego Costa. Jugó 13 minutos y todo parecía ir como la seda, futbolista que por entonces eclosionaba con el Barcelona. Pero perdió fuelle y su sitio en el equipo azulgrana al tiempo que desapareció de las listas de Del Bosque para siempre. Por lo que tres años más tarde, la llamada de la federación de Marruecos le sedujo por completo. Aunque ha pasado cuatro años de lucha hasta poder enfundarse la camiseta.

La persistencia de la federación marroquí -que también repescó a Samy Mmaee (Saint-Truiden belga) y Ossama Idrissi (Ajax, cedido por el Sevilla) tras jugar con otras selecciones sub-21- logró que la FIFA modificara el reglamento. Una normativa que venía a decir, entre otras cláusulas, que un futbolista podía cambiar de federación en el caso de que llevara tres años sin jugar con la selección anterior (y primera) y que no hubiera debutado con más de 21 años en la absoluta [Munir lo hizo con 19]. Pero ni con esas se solucionaba el pasaporte deportivo del delantero del Sevilla -desde la FIFA aludían al lío burocrático tras la pandemia de la covid-19-, que en octubre debió marcharse de la concentración de la selección de Marruecos. “La FIFA no te permite jugar todavía”, le dijo el delegado del equipo después de intentar tramitar sin éxito su ficha para los encuentros amistosos ante Senegal y Congo. “No me rindo y seguiré trabajando para vestir esta camiseta y representar a la selección de Marruecos”, escribió el punta en las redes sociales como réplica a la FIFA. “Pero era cuestión de tiempo porque tanto desde la selección como desde el organismo internacional nos decían que se iba a tramitar”, explican desde el entorno del jugador. No llegó tampoco el documento para los duelos ante África Central en noviembre para desesperación del atacante. Pero sí en esta ocasión. “Orgullo, compromiso y mucha felicidad por poder formar parte de esta selección”, escribió Munir en sus redes sociales.

Así, tras cuatro años de litigios con la FIFA, Munir logró ponerse la camiseta de Marruecos ante Mauritania la semana pasada. Y este martes festejó su primera diana para darle un beso al escudo. Lo suyo le ha costado.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Leave a Reply