Goirigolzarri triplicará su sueldo como presidente tras la fusión de Bankia y CaixaBank

El presidente de Caixabank, José Ignacio Goirigolzarri.
El presidente de Caixabank, José Ignacio Goirigolzarri.Europa Press

El nuevo presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, percibirá una remuneración fija anual de 1,65 millones de euros, a la que puede sumar una retribución variable de hasta 200.000 euros en caso de cumplir objetivos, según la propuesta del consejo de administración registrada este jueves ante la Comisión Nacional de los Mercados y Valores, que se someterá a votación en la junta de accionistas del 14 de mayo. Goirigolzarri verá más que triplicado su sueldo respecto a lo que cobraba como presidente de Bankia. En 2020, el banquero vasco cobró 500.000 euros después de renunciar a la parte variable de su sueldo. Los directivos de Bankia tenían limitados sus emolumentos por las condiciones impuestas por el Estado tras el millonario rescate de 2012. Desde entonces, el Estado era el principal accionista de la entidad con un 60% del capital e imponía restricciones salariales a la cúpula de la entidad.

El ahora presidente de la nueva CaixaBank, surgida de la fusión de Bankia y la entidad de origen catalán, tendrá funciones ejecutivas aunque limitadas al área de auditoría, comunicación y secretaría del consejo. Goirigolzarri tendrá, además, un incentivo a largo plazo, de carácter variable y materializado en acciones de la entidad durante distintos ejercicios a partir de 2025, que solo percibirá si se cumplen los objetivos fijados por la entidad. Según este plan de retribución variable podría recibir al final del periodo 105.786 acciones, que con la cotización actual equivalen a 271.870 euros.

Gortázar percibirá 2,26 millones

Gonzalo Gortázar, consejero delegado de la entidad, percibirá 2,26 millones de euros, la misma cantidad que el año pasado. Además, la parte variable de su sueldo ligada a objetivos asciende a 708.800 euros. En la propuesta a la junta de accionistas, el consejo de administración precisa que del “importe [que percibirán ambos ejecutivos] se detraerán las remuneraciones por los cargos desempeñados en sociedades del grupo o en interés de CaixaBank”.

En el plan de incentivos variables a medio y largo plazo, condicionados al cumplimiento del plan estratégico 2019-2021, estos se distribuirán en tres ciclos. “El número final de acciones a entregar se determinará con posterioridad a la finalización de cada uno de los ciclos del Plan, y estará sujeta y dependerá de que se cumplan los objetivos correspondientes al segundo periodo de medición, que se corresponderá con los tres años de duración de cada uno de los ciclos del Plan. En ningún caso el número de acciones a entregar correspondiente al incentivo final podrá superar el número de acciones del incentivo provisional en la fecha de concesión”, señala. Para el tercer ciclo del plan de incentivos Gortázar percibirá 176.309 acciones, el equivalente a 453.114 euros con la cotización actual.

Según fuentes de la entidad, el consejo de administración ha considerado la nueva dimensión del banco, primer grupo financiero en España y décima compañía del Ibex 35 por capitalización bursátil, además de la circunstancia de que el nuevo presidente cuenta con funciones ejecutivas. “A la hora de establecer la política de remuneración para el nuevo presidente, también se han tenido en cuenta las recomendaciones de la Autoridad Bancaria Europea, procurando que la parte variable cuente con cierto peso en el mix retributivo”, han añadido a EFE

Con esta propuesta a la junta de accionistas, CaixaBank procede a la actualización de su política de remuneración del consejo de administración que aprobó en 2020 para el periodo 2020-2022, y lo hace como consecuencia de la fusión de Bankia y la nueva composición de su máximo órgano de gestión. El nuevo texto no incorpora novedades significativas en la retribución del consejero delegado, que recibirá un sueldo fijo en metálico de 2,26 millones de euros, ni en la del resto de consejeros.

Leave a Reply