Zidane: “Tuvimos momentos complicados y ahora hay que aprovechar el bueno”

Zidane se seca de la lluvia con una toalla durante el Real Madrid-Eibar.
Zidane se seca de la lluvia con una toalla durante el Real Madrid-Eibar.GABRIEL BOUYS / AFP

El temporal Sergio Ramos de las jornadas previas dio lugar a un temporal de lluvia. A diferencia del primero, fue breve, pero también intenso. “Hubo 20 minutos complicados hasta el segundo gol”, admitió Zinedine Zidane. “El Eibar nos ha complicado con el viento a favor”, abundó Courtois, que sufrió el gran susto cuando una pelota atrás de Lucas Vázquez se convirtió casi en un tanto en propia puerta. Pero no hubo más peligro para el Real Madrid que ese en una tarde que empezó clara y se puso muy negra en los cielos de Valdebebas.

La jornada le sirvió a los blancos para seguir estirando su vida en las dos competiciones que les quedan a la espera de la etapa reina del curso: el doble enfrentamiento con el Liverpool (6 y 14 de abril) y el Barcelona (día 10). “Hemos tenido momentos complicados y ahora hay que aprovechar el bueno”, dijo el técnico francés tras enlazar el undécimo encuentro sin perder (nueve victorias y dos empates), la mejor racha hasta ahora.

El análisis del entrenador blanco no encontró ninguna pega para la actuación de los suyos. “Un partido serio y contundente. También con el balón”, analizó. “La primera parte fue espectacular. Defensivamente, controlamos bien y también me ha gustado el juego con la pelota”, añadió. En la segunda, eso sí, el aire e incluso el granizo lo hicieron todo “diferente”.

El preparador galo introdujo varias modificaciones en el once para repartir esfuerzos ante la dureza del terreno que les espera a partir de este martes con la Champions. Marcelo no jugaba desde hacía dos meses; Militão no aparecía de inicio desde el viaje a Mendizorroza, en enero; e Isco solo está para jornadas de entreguerras. “Hoy había cambios y el equipo no se ha resentido. Las sensaciones son buenas con todos los jugadores”, se felicitó, como buscando una bocanada de aire tras unas jornadas delicadas por la lesión del capitán y antes de afrontar una cuesta muy empinada.

A diferencia del duelo contra el Elche, en el que tuvo que reclutar de urgencia a Kroos y Modric para salvar el resultado, esta vez pudo aplicar su plan de rotaciones. Para la visita de los reds, incluso, podría recuperar a Valverde y Hazard. Así lo espera, al menos, según afirmó en rueda de prensa. Este viernes, al ser preguntado por el estado de salud del belga, que participó en una parte del entrenamiento con el resto de sus compañeros, dijo que todo se iría decidiendo día a día, sin prisa.

No quiso particularizar mucho, de todas formas, después del triunfo contra el Eibar. Tampoco cuando le preguntaron por Asensio, que lleva tres encuentros seguidos marcando, dos de ellos saliendo desde el banquillo. “Me alegro por él. Le da energía y confianza”, señaló casi por cumplir, sin entrar de muchas profundidades.

Al interesado le preguntaron por cómo había ido todo y, encogiendo los hombros, sentenció: “Ha sido un partido tranquilo que hemos controlado bien. En la primera parte tuvimos ocasiones para finalizar mejor”. El balear fue durante un buen tramo de la temporada una apuesta casi innegociable de Zizou. Enlazó 14 partidos seguidos como titular, aunque su producción resultó escasa. Apenas unas actuaciones notables entre diciembre y enero contra el Granada, el Elche y el Athletic en la Supercopa, sobre todo. Poco para el papel decisivo que se espera de un atacante en el Madrid. Sin embargo, su regreso al banquillo ha impulsado su producción.

“Ahora están entrando los goles. Antes se iban al palo”, advirtió. “Yo estoy bien. Hay que esperar el momento y saber aprovecharlo”, concluyó.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Leave a Reply