H&M plantea un ERE en España para 1.100 empleados, más del 20% de la plantilla

Varias personas pasan por delante de la entrada de una tienda de H&M, este lunes en Shanghái, China.
Varias personas pasan por delante de la entrada de una tienda de H&M, este lunes en Shanghái, China.Alex Plavevski / EFE

La compañía sueca H&M, el segundo grupo textil más importante del mundo después de Inditex, ha anunciado este martes que iniciará un expediente de regulación de empleo (ERE) que afectará a un máximo de 1.100 trabajadores de la firma en España (cuenta con unos 5.000 empleados en el país). Es decir, a más de un 20% de su plantilla. Además, avisa de que habrá también una “modificación sustancial de las condiciones de trabajo”, sostiene la empresa en un comunicado. Según H&M, este martes se les ha notificado estos planes a los representantes de los trabajadores y la intención es que la negociación comience a final de mes.

La firma textil plantea asimismo el cierre de 30 establecimientos en España (el grupo tiene 166 tiendas) como parte del proceso de transformación que quiere realizar el grupo a nivel global para adaptarse a los cambios de consumo y para potenciar la venta por internet. “Estos cierres se irán produciendo de manera escalonada durante 2021, pudiéndose alguno concretar a principios de 2022″, explica la cadena sueca. A nivel global, el grupo planea acabar el año con 250 tiendas menos que en el año anterior.

De esta forma responde la empresa al embate de la crisis del coronavirus. En el ejercicio 2020 consiguió esquivar las pérdidas, aunque redujo sus beneficios de forma drástica: obtuvo unas ganancias de 1.243 millones de coronas suecas, unos 123 millones de euros, un 91% menos que un año antes, cuando ganó 1.265 millones de euros.

“La industria del retail está experimentando un gran cambio debido a la creciente digitalización, el cambio en el comportamiento de los consumidores y el constante crecimiento del canal online”, enfatiza la compañía. Con esto justifica el proceso de transformación y reorganización a nivel global para adaptarse a la realidad actual. Entre los cambios, destaca la adaptación de la operativa y la estructura para mejorar la eficiencia, así como integrar las tiendas físicas y digitales para “crear una mejor experiencia omnicanal” para los clientes.

Salidas voluntarias y recolocación

La firma asegura asimismo que tratará de que las salidas de los trabajadores sean en su mayoría voluntarias. Y ofrecerá posibilidades de traslado o recolocación, ya sea en la propia compañía o en otras. “H&M tiene la intención de mantener el mayor número de puestos de trabajo posibles. Para mitigar el impacto de estas medidas, se priorizará siempre que sea posible la opción de adscripción voluntaria a la extinción de contrato, se ofrecerán ciertas posibilidades de recolocación y traslado y se pondrá en marcha un plan de outplacement para aquellos empleados/as que finalmente tengan que dejar la compañía”, sostiene la empresa en la nota.

“Es necesario realizar todos estos cambios como un paso crucial para asegurar la sostenibilidad de nuestro negocio a largo plazo”, incide H&M, que añade que pese a los cierres y la reestructuración mantendrá su estrategia de apertura de nuevas tiendas. “Será donde veamos un gran potencial con el objetivo de satisfacer las nuevas demandas de los consumidores y ofrecer a nuestros clientes la experiencia de compra que esperan de nosotros”, zanja el grupo.

Con este nuevo ERE en el sector, la firma se suma al ya pactado por El Corte Inglés. Y cada vez son más las empresas que tiran de los expedientes de regulación de empleo para responder a la pandemia y adaptar sus costes a los ingresos mermados que les ha dejado el coronavirus. Prueba de ello son los ERE presentados por Douglas, Ford Almussafes, Imaginarium y Endesa, entre otros.

Leave a Reply