Una investigación acusa a Facebook de proteger menos a los europeos que a los estadounidenses frente a la desinformación

Facebook se esfuerza menos por combatir la desinformación en los países miembros de la Unión Europea que en EE UU. Esa es la principal acusación que lanza un informe elaborado por la organización no gubernamental Avaaz hecho público este martes. Avaaz es una organización creada en 2007 en EE UU, dedicada, según reza su sitio web, al activismo ciudadano en cambio climático, derechos humanos, corrupción o pobreza y que asegura no aceptar “bajo ninguna circunstancia dinero de gobiernos o corporaciones privadas”.

El informe, que analiza 135 contenidos de desinformación en cinco idiomas diferentes (inglés, francés, italiano, español y portugués) sostiene que la red social se inhibe de actuar en el 56% de los contenidos incorrectos que han sido detectados cuando están escritos en un idioma diferente al inglés, mientras que el porcentaje es del 26% cuando son están en inglés. “Esto significa que los europeos corren un mayor riesgo de ver e interactuar con la desinformación relacionada con la covid 19″, estima Aavaz. Facebook, además, tarda de media 28 días en etiquetar una información como falsa, frente a los 22 días de media en 2020.

Los hablantes de italiano son los menos protegidos contra la desinformación: en su caso, faltan medidas para el 69% de los contenidos. Le siguen los francófonos, sin medidas en un 58% de los contenidos, y los portugueses, con el 50%. Los hispanohablantes son los más protegidos: en este caso, faltan medidas para el 33% de los contenidos en español.

La publicación de este informe llevó a la vicepresidenta de la Comisión Europea para Valores y Transparencia, Vera Jourová, a reclamar en Twitter a la compañía estadounidense y a otras plataformas en internet más esfuerzos contra la desinformación sobre el coronavirus. “Es preocupante ver las conclusiones del nuevo informe sobre la desinformación relacionada con la Covid-19 de Avaaz”, dijo la comisaria.

No es esta la primera vez que Avaaz lleva a cabo este informe. En marzo pasado, la organización publicó la primera edición tras analizar una muestra de más de 100 noticias falsas sobre el coronavirus en la plataforma en seis idiomas. Estas publicaciones se compartieron 1,7 millones de veces y tuvieron 117 millones de visualizaciones estimadas, a pesar de haber sido desmentidas por verificadores independientes. “La compañía puede tardar hasta 22 días en emitir etiquetas que avisen de desinformación sobre el coronavirus. El 41% de las noticias falsas analizadas permanecen en la plataforma sin ninguna etiqueta de advertencia”, informó entonces.

“La autorregulación de los medios sociales ha fracasado”, afirma la ONG. “Un año después de la pandemia, Facebook no ha cumplido su promesa de identificar plenamente la desinformación relacionada con la COVID-19 y las vacunas en Europa”. En su opinión, el actual Código de Buenas Prácticas de la UE en materia de desinformación no cubre los fallos identificados. Por eso necesitamos urgentemente una versión revisada que obligue a los gigantes de las redes sociales a revelar la cantidad de desinformación en sus plataformas y a establecer objetivos claros para su reducción, supervisados por un regulador independiente”.

En marzo pasado, Reporteros Sin Fronteras (RSF) denunció a la red social más usada del mundo por permitir que se propaguen la desinformación y el odio, en contradicción con sus condiciones generales de utilización y sus campañas publicitarias”.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA en Facebook y Twitter.

Leave a Reply