La Superliga abre grietas en el fútbol español

Los jugadores del Huesca, con camisetas reivindicativas antes de medirse al Atlético este jueves.
Los jugadores del Huesca, con camisetas reivindicativas antes de medirse al Atlético este jueves.SERGIO PEREZ / Reuters

La fractura en el fútbol español que ha generado el intento de Real Madrid, Barcelona y Atlético de formar parte de la Superliga europea al margen de la UEFA, de la FIFA y de las ligas domésticas tuvo este jueves su primera escenificación. Los clubes miembros de LaLiga se dieron cita en una reunión informativa sobre el estado del fútbol europeo a la que no fueron invitados los tres fundadores del rupturista torneo. Entre los 39 clubes asistentes, entre Primera y Segunda, reinó el desencanto y el sentido de traición. Miguel Ángel Gil, dueño del Atlético, es vicepresidente de LaLiga, por lo que su posición quedó muy debilitada; el miércoles envió una carta a los socios rojiblancos pidiendo disculpas por el conflicto.

Las alusiones al desprecio dominaron las intervenciones contra los tres grandes. Las primeras declaraciones del presidente del Barcelona, Joan Laporta, tras el fracaso del intento de lanzar la Superliga, tampoco ayudaron a calmar los ánimos contra los rebeldes. “Teníamos una posición de prudencia. La Superliga es una necesidad, pero la última palabra la tendrán los socios. Los grandes clubes aportamos muchos recursos y hemos de poder dar nuestro punto de vista respecto al reparto económico”, dijo el presidente azulgrana. “La Superliga ha de ser una competición atractiva, basada en los méritos deportivos. Somos defensores de las ligas estatales y estamos abiertos a un diálogo abierto con la UEFA. Necesitamos más recursos para que esto sea un gran espectáculo”. Por la tarde, el Barcelona emitió un comunicado en el que resaltaba: “Hay que abrir un análisis mucho más profundo sobre las razones que han generado esta reacción [de los aficionados contra la Superliga] a fin de reconsiderar, si se da el caso, y en lo que resulte necesario, el planteamiento y la fórmula propuesta inicialmente para abordar y solucionar todas aquellas cuestiones siempre en beneficio del interés general del mundo del fútbol”. Además, el club recordaba que tenía protección legal ante las posibles demandas.

Sin embargo, Javier Tebas, presidente de LaLiga, no ve claro que la UEFA esté dispuesta a negociar. “Siempre hubo diálogo hasta el viernes pasado, que fue la reunión de la ECA [Asociación de Clubes] y se votó a favor la reforma de la Champions, incluyendo algunos de los clubes de la Superliga. De repente sacan el domingo por la noche la nota. Dialogar no es darle lo que pidan, sino hablarlo en las instituciones y ahí ya había un acuerdo. Algunos de los clubes no estaban de acuerdo con el cambio y han ido a reventar el sistema”, sentenció Tebas.

En vídeo, Tebas asegura que “la Superliga, tal y como la han concebido, está muerta”.(FOTO: GETTY | VÍDEO: EPV)

En la reunión, los clubes españoles mostraron su irritación por ver cómo tres de sus socios se embarcaban en un proyecto que entienden que daña gravemente los intereses comerciales y expansivos del campeonato español. Tanto, que Javier Tebas anunció la elaboración de medidas contra futuras acciones del mismo o similar calado que pueda emprender cualquier club adscrito a LaLiga. “La Superliga, tal y como la han presentado, sería el final de la Liga española. Unos 1.000 millones de euros menos por temporada. La sanción reputacional ya la tiene. Nosotros en LaLiga no vamos a aplicar medidas sancionadoras. Antes que mirar las sanciones, tenemos que pensar en medidas protectoras de cara al futuro para que cosas como esta no vuelvan a suceder”, advirtió el presidente de la patronal.

Guerra personal

Sobre el paisaje apocalíptico que han descrito Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, Laporta y los dirigentes de la Juventus, Tebas añadió: “O mienten o se equivocan. No ayudan al fútbol, lo destruyen. Me sorprende que un empresario como Florentino, de grandísimo nivel, pueda estar equivocado. El fútbol español no se va a arruinar en 2024. En la crisis el fútbol español ha tomado las medidas necesarias para salir lo más fuerte posible. El fútbol español no ha pedido ayuda al Gobierno, ha pagado todos sus impuestos, los jugadores han cobrado sus deudas… no hay una catástrofe”.

Los dirigentes de los equipos españoles abogaron por estudiar una serie de medidas contra aquellos que con sus acciones entorpezcan o no contribuyan a aumentar el valor de LaLiga. En este aspecto, el Real Madrid está en el punto de mira, acusado de no respetar el reglamento audiovisual durante las retransmisiones.

Las multas al club blanco por no poner a disposición de las televisiones a un miembro de su cuerpo técnico antes de los partidos o a los jugadores al término de ellos son numerosas. En su intervención, Tebas recalcó la contienda que mantiene con Florentino Pérez y advirtió que el dirigente madridista va a recrudecer los ataques a cualquier iniciativa de LaLiga simplemente por ir contra su persona.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Leave a Reply