Pablo Iglesias, tras abandonar el estudio de la Cadena SER: “Se acabaron los debates con la ultraderecha”

Pablo Iglesias ha anunciado este viernes su intención de no participar en ningún otro cara a cara con los candidatos de Vox. “Se acabaron los debates con la ultraderecha”, ha señalado el candidato de Unidas Podemos (UP) a la presidencia de la Comunidad de Madrid en declaraciones a los medios de comunicación. “Los demócratas no podemos blanquear a la ultraderecha, legitimándoles al sentarnos con ellos. Creo que cada vez más gente se está dando cuenta de que la democracia está amenazada”, ha añadido Iglesias a su salida del Congreso de los Diputados, tras presentar en la comisaría de la Cámara baja una denuncia por la amenaza de muerte recibida el jueves en un sobre con cuatro balas.

La mañana del jueves, el secretario general de Podemos se levantó del debate organizado en la Cadena SER después de que la candidata de Vox, Rocío Monasterio, se negara a retractarse de unas declaraciones realizadas durante una entrevista en las que ponía en duda la veracidad de las amenazas, denunciadas tanto por Iglesias como por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska y la directora de la Guardia Civil, María Gámez. “Si un día me pegan un tiro o me ponen una bomba, dirán que aprovecho de que me ponen una bomba y pierdo un pie o una mano para la campaña. Han amenazado de muerte a mi madre, a mi padre, a mi pareja y a mí. Y en el debate lo único que he pedido a la candidata de la ultraderecha es que se retractara de las declaraciones en las que había puesto en duda la veracidad de las amenazas de muerte que hemos recibido”, ha defendido Iglesias, una actitud que ha tachado de “gravísima”.

Según la imagen publicada en la noche del jueves en su cuenta de Twitter, el mensaje dirigido al exvicepresidente, escrito en mayúsculas y sin signos de puntuación, rezaba: “Pablo Iglesias Turrión, has dejado morir a nuestros padres y abuelos. Tu mujer, tus padres y tú estáis sentenciados a la pena capital. Tu tiempo se agota”. En el texto de la denuncia presentada este viernes, al que ha tenido acceso EL PAÍS, el candidato de Unidas Podemos entiende que estos hechos “constituyen una grave amenaza” contra su vida y la de su familia, “dado que se trata de una amenaza que incluye material de guerra, que en apariencia es real y pertenece a un arma de fuego de gran calibre”, por lo que teme por su seguridad y la de su entorno. “El arma al que parece pertenecer la bala dirigida contra mí, un fusil de asalto, es característico por su precisión y potencia, así como por su fiabilidad, deduciendo de la entrega de las ‘balas’ su pertenencia a alguna persona con acceso a este tipo de armas, incluso que dispone de ellas y de su correspondiente munición”, recoge el documento.

La decisión de abandonar el debate si Monasterio no rectificaba la tomó el candidato de UP al enterarse de sus declaraciones durante una entrevista en TVE esta misma mañana, apenas una hora antes de que comenzara el cara a cara. El tono de la candidata de Vox, que no solo no se retractó, sino que le invitó a irse, acabó por decantar la decisión del secretario general de Podemos.

El líder de la formación ha planteado que “hay que terminar con el blanqueamiento mediático de la ultraderecha”, una idea que ha repetido en múltiples ocasiones desde la precampaña, golpeada por el ataque con artefactos incendiarios a la sede del partido en Cartagena —unos hechos por los que todavía no hay ningún detenido, denuncia Podemos— y los altercados en un mitin de Vox en Vallecas que acabó con cargas policiales. Iglesias ha afirmado también que “la estrategia de deshumanización” que utiliza Vox es un “calco de lo que hacían los nazis en los años treinta”. “En democracia no son aceptables las amenazas de muerte”, ha declarado Iglesias. “Creo que la ultraderecha es el mayor peligro para la democracia”, defendió el candidato, quien al presentar la denuncia espera que los hechos tengan “una respuesta judicial”, pero, ha añadido, también deben tener “una respuesta democrática en las urnas”.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter sobre Madrid

Leave a Reply